La violencia política sacude a EU//Columna Pablo Hiriart

Columna: Uso de Razón
Pablo Hiriart 


La violencia política sacude a EU



MIAMI.- Sí, los resortes que llevarán a votar a los estadounidenses son el manejo de la pandemia y de la economía. Pero hay un tercero, poderoso y más profundo: ¿están de acuerdo o no con lo que puso Jefferson en la Declaración de Independencia, hace más de 240 años?



“Todos los hombres han sido creados iguales e independientes. De dicha igualdad se derivan derechos inalienables como la libertad, la conservación de la vida y la consecución de la felicidad”. Aún no lo asimilan.

No debería ser materia de discusión, pero aquí toman las armas por esa grieta que no ha cerrado.

En Estados Unidos puede haber, de nueva cuenta, un enfrentamiento mayúsculo por el derecho de unos a ser iguales que los otros, independientes como los otros, porque les respeten sus vidas como a los otros, y por buscar la felicidad con las facilidades de los otros.

¿El detonante? Las elecciones de noviembre.

Los grupos paramilitares de 'patriotas blancos', armados y uniformados, en su mayoría surgieron luego de que un negro, Barack Obama, ganó la presidencia de Estados Unidos.

Ya no es sólo el Ku Klux Klan, fundado para “una preservación de la raza blanca y que la sangre de los blancos se transmita sin mezcla con el glóbulo ofensivo de la sangre africana”.

Ese grupo –el KKK– se creó en 1865. Un siglo y medio después todavía existe.

Y se multiplica por cientos de ejércitos de fanáticos que se adiestran en el uso de las armas, utilizan uniformes militares, irrumpen en manifestaciones por la justicia racial, disparan, matan y cuentan con el apoyo de la policía.

La mayoría eran grupos antigobierno, y ahora respaldan a Donald Trump.

Lo respaldan con las armas en la mano, quiero decir.

Están convencidos de las palabras del presidente en la Convención Republicana: “La única forma de arrebatarnos esta elección es si se trata de una elección amañada”.

Usan banderas e insignias del Ejército Confederado, perteneciente a los once estados que desataron una guerra civil para separarse de la Unión y conservar el derecho a esclavizar a otros seres humanos.

Sus enemigos son los demócratas, el movimiento Black Lives Matter ('La vida de los negros también importa') que no es un movimiento sólo de afroamericanos, sino de personas de todos los orígenes que incluye a republicanos como el senador Mitt Romney, que están en contra de la discriminación.

Otro enemigo es la organización armada Antifa, creada para enfrentar a los que consideran grupos fascistas.

El resultado de la polarización, a partir del asesinato del ciudadano negro George Floyd, en Minneapolis, por supuestamente usar un billete de 20 dólares falso, ha sido:

Siete mil 750 manifestaciones por la igualdad racial en dos mil 400 lugares, y 220 choques violentos o vandalismo en los 50 estados de la Unión Americana, de acuerdo con el proyecto Monitor de la Crisis en EU, elaborado con asesoría de la Escuela de Asuntos Públicos de la Universidad de Yale.

Hágale un guiño a su capacidad de asombro y vea el mapa de los enfrentamientos en Estados Unidos, a partir del 25 de mayo, día en que Floyd fue asesinado por asfixia bajo la rodilla de un policía: https://acleddata.com/2020/09/03/demonstrations-political-violence-in-america-new-data-for-summer-2020/

En Texas, el grupo Take America Back Texas, cuenta con diez mil afiliados, en armas.

También están los Oath Keepers, Three Percenters, Posse Comitatus, Blue Lives Matter, Freedom Figthers, Hermandad Aria, Neonazis, Alt-right, Minute Man (cabeza de las batidas contra mexicanos en la frontera), y cientos de agrupaciones más, organizadas, entrenadas, cohesionadas por el odio, que portan armas de alto poder ante la complacencia de la policía.

Son milicias que simpatizan con Trump, contra demócratas, negros y migrantes.

Oath Keepers pidió en su cuenta de Twitter que lean todos los tuits del presidente, y que “la milicia (que somos nosotros) puede ser convocada ‘para ejecutar las Leyes de la Unión, reprimir insurrecciones y repeler invasiones’... Todo lo que tiene que hacer es llamarnos. Responderemos a la llamada”.

En mayo, los miembros de la Milicia Liberty, de Michigan, hicieron guardia con sus armas en las escaleras de la Cámara, con el rostro parcialmente cubierto, y luego entraron al Capitolio.

Hay balazos en la disputa por tirar o defender las estatuas de generales esclavistas.

Una caravana de vehículos con cientos de hombres armados, con banderas de Trump y de los Confederados, atacó, a cien millas de Dallas, una iglesia donde suelen acudir fieles afroamericanos, en la que había un póster enorme de Black Lives Matter.

La noche del 25 de agosto llegó a Kenosha, Wisconsin, un menor de 17 años, Kyle Rittenhouse, viajó de un suburbio de Illinois para unirse al grupo paramilitar la Guardia de Kenosha y a Back the Blue, y enfrentarse a grupos antirracistas.

Las milicias nacionalistas estaban junto a la policía, incluido el adolescente Rittenhosuse, que portaba un rifle de asalto con el que mató a dos manifestantes e hirió a un tercero.

Los 'soldados' de esas milicias, fuertemente armados, intercambiaron agua con los policías, y según USA Today éstos agradecieron por un altavoz su presencia en Kenosha, en lugar de arrestarlos o dispersarlos.

El presidente Trump se negó a condenar esos crímenes. Justificó al joven Rittenhouse: qué esperaban, dijo, si los manifestantes –opositores a él– eran “delincuentes y terroristas”.

La marcha de Black Lives Matter en Kenosha se originó porque el fin de semana previo, en esa ciudad de 100 mil habitantes, un policía le metió siete balazos por la espalda al ciudadano negro Jacob Blake, que no cometía ningún delito aparentemente. Lo dejó paralítico de por vida. Lo baleó delante de su familia.

Los deportistas de las ligas más populares y rentables de Estados Unidos pararon en protesta por los abusos policiales contra los negros.

Luego vinieron los enfrentamientos en Portland, Oregon, cuando un grupo de paramilitares trumpistas, Patriot Prayer, cambió su ruta y chocó a golpes y tiros con una manifestación contra la desigualdad racial.

Uno de los miembros de Patriot Prayer cayó muerto de un tiro en el pecho.

Julio de 2019: 17 contramanifestaciones.

Julio de 2020: 160 contramanifestaciones.

El miedo se expande.

La población se arma.

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes