La soledad, también termina: Historia compartida Movimento Buena Voluntad

La Organización Mundial de la Salud nos dice que la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.


La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

DEPRESIÓN: UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA

La adolescencia, al igual que para muchos jóvenes, fue una de las etapas más difíciles para mí, la separación de mis padres era algo que deseaba desde muchos años atrás porque pensaba que se acabarían todos mis problemas, en mi interior pensaba: Si las peleas se acaban yo estaré tranquilo y seré feliz, pero cuando ocurrió esa separación, algo ya no funcionó bien en mi persona, comenzó una etapa de mucha tristeza.

Aparentaba ser un muchacho muy risueño, muy sociable en la escuela, pertenecía a una agrupación de danza y asistía a una escuela de música, era muy popular por mi manera de ser, pero esa era la cara que mostraba fuera de la casa. 

Mi verdadera personalidad en la familia era de constante desgano, de nunca ayudar, de no convivir con ellos. Cuando llegaban visitas en vez de integrarme, me iba a dormir, si me pedían algo como favor o me recordaban alguna de mis obligaciones, me molestaba mucho y no lo hacía, ponía mala cara. La sensación de no pertenecer a esa familia era cada vez más grande. 

Comencé a tener problemas con mi autoestima, mi nombre nunca me gustó, tampoco el ser chaparrito y tener cabello rebelde, me comparaba mucho con los chavos más altos y con cuerpo atlético.

Tenía 17 cuando terminé el bachillerato, había en mí una ilusión de estudiar una carrera profesional, pero por el bajo promedio no pude entrar a una universidad, en vez de eso encontré un trabajo como ayudante en una bodega y pues, inicié con mucho ánimo, pero al pasar los días notaba que no tenía ganas de levantarme en las mañanas. En vez de aprender cosas nuevas comencé a ser demasiado distraído, a no poder seguir instrucciones, aunque fueran las más básicas, mi aspecto personal comenzó a ser muy descuidado. 

Veía que todos mis compañeros contaban sus experiencias amorosas y sexuales, en cambio yo no hablaba porque hasta ese momento no había tenido el valor de pedirle a alguien que fuera mi pareja, nunca había vivido un noviazgo o algo parecido, sentía mucha frustración y tristeza. 

Fue en la carrera que conocí a mi primer pareja; sentía una gran realización en mi ser, todo lo quería hacer con ella, me volví muy absorbente y hostigante; después de unos meses, esa relación se terminó.

Esa ruptura fue muy dolorosa, no tenía motivación para hacer nada en ningún lugar que iba;  en la escuela comencé a reprobar muchas materias, en mi familia tenía mucha intolerancia, empecé a dormir mucho, tanto en el día como en la noche, los amigos trataban de animarme llevándome a lugares de convivencia, pero fue contraproducente porque empecé a querer quitarme la tristeza con alcohol, al grado que en las “crudas” pasaba por mi mente el matarme, esto por un sentimiento de no valer nada en este mundo. Nadie sabía cómo ayudarme. 

En una ocasión, un amigo me habló sobre un grupo en el que podían ayudarme a “quitarme la tristeza”, no presté mucha atención pero aun así decidí pedir información. Al llegar vi que era un grupo del Movimiento Buena Voluntad 24 Horas de Neuróticos Anónimos, inmediatamente las personas que ahí estaban me atendieron con mucha amabilidad, su trato me dio confianza para poder expresarles algunas cosas que sentía y mi gran sorpresa fue que ellos habían vivido cosas parecidas a las mías, pero no estaban tristes, al contrario, los notaba con mucho ánimo de vivir. 

Poco a poco, al asistir a las sesiones me fui dando cuenta de porqué me sentía así, pude identificar que estaba arrastrando una fuerte depresión desde hacía muchos años atrás sin darme cuenta. Pero ahora, no me sentía solo ni desintegrado, encontré en esta terapia un gran bienestar que cambió mi manera de sentir, de pensar y de actuar ante este padecimiento. 

     Anónimo 

SERVICIOS GRATUITOS:

  • Servicio telefónico las 24 hrs.

  • Guardería

  • Casa-hogar

  • Visitas domiciliarias

  • Neur-a-teen

  • Juntas a instituciones

Página web:

www.neuroticosanonimosbvoax.org.mx

Correo electrónico: 

grupobvoaxaca@hotmail.com


OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACA

Margarita Maza de Juárez No. 218, Centro Oaxaca

Tel. 951- 51-3-02-80


GRUPO B.V 24 HRS. COL DEL MAESTRO

Eduardo Vasconcelos No. 345, Col. Del Maestro, Oax.

Tel. 951 207 47 38.


www.facebook         

Movimiento-Buena-Voluntad-24-Horas-de-Neuróticos-Anónimos-Oaxaca

www.twitter           BV Neuróticos Anónimos Oaxaca 


www.instagram      nabvoaxaca


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes