La "operación jarocha" de Salomón Jara


La detención del diputado local en funciones y nuevamente electo   Gustavo Díaz Sánchez, mejor conocido en el mundo de la política oaxaqueña como “El Gato”, fue una maniobra política planeada y consensada por el actual Senador de Morena Salomón Jara y el gobernador de extracción Morenista del vecino estado de Veracruz, Cuitláhuac García.  

La obsesión enfermiza de Salomón por alcanzar la gubernatura de Oaxaca le ha permitido venderle su alma al Diablo.  

En el informe de sus actividades en el Senado, Jara obtuvo y demostró que está operando una suma de voluntades como la de su compañero también Senador Ricardo Monreal que lo alabó hasta las nubes, olvidándose de los acuerdos y compromisos de su compadre José Murat. 

Existen varios indicadores que Salomón se mueve y hace compromisos para obtener el respaldo de todos aquellos personajes que son decisivos para llegar al poder. 



Por esta razón, Salomón y Cuitláhuac tejieron la “Operación Jarocha” que representa el desmantelamiento del poder político en la zona de la Cuenca de uno de los operadores políticos más temidos y respetados del priismo oaxaqueño que ha trabajado a raz de piso. 

El Gato había tejido una red de operación electoral y política priista desde lo más abajo y lejano en la zona de la Cuenca, que junto con Alejandro Avilés Alvares y su carnal Marcelo, Fredy Gil Gopar representan un bastión de poder político priista.  

Por esta razón, la detención del diputado en funciones y electo Gustavo Días en el estado de Veracruz representa una maniobra política muy de altura por parte de Salomón Jara y Cuitláhuac García, con el objetivo pleno de debilitar la estructura priista y operativa del gobernador del estado de Oaxaca Alejandro Murat y con esto obtener el control absoluto de la zona. 

Con esto, Cuitláhuac ve la oportunidad de vengarse de Alejandro Murat, por aquel comentario en pleno acto político en el estado de Veracruz donde el presidente de la república le dijo enfrente de todos:  “ Cuitláhuac, ve a Oaxaca con el  gobernador Murat a que aprendas algo de política. 

En las próximas semanas, según fuentes confidenciales, se espera la detención de AAA y Fredy Gil y con esto concluiría la primera parte del ajuste de cuentas entre Salomón Jara y los Murat. 

Salomón Jara 


La “Operación Jarocha” representa el juego político de altura que debilita la operación política del gobernador de Alejandro Murat, toda vez que al igual que Alejandro Avilés Álvarez y Fredy Gil Pineda Gopar representan el voto más duro del tricolor en Oaxaca. 

Con este dato, nos informan que Jara Cruz quiere imponerse a toda costa como gobernador de Oaxaca  como sea, y para ello, necesita desarticular al grupo de soporte del gobernador Alejandro Murat, principalmente a los actores políticos que aportan el mayor número de votos al tricolor. 

En MORENA saben que la base priista electoral de Oaxaca es bastante rentable, lo sabe el senador Ricardo Monreal que asistió al informe legislativo de Salomón Jara Cruz exhibiendo un respaldo inusitado y total que más adelante será muy rentable cuando aspire a la candidatura a la Presidencia de la Republica. 

Otro dato que resalta es la próxima detención de otro operador político clave para el desarrollo político del PRI en Oaxaca: Alejandro Avilés Álvarez; además de Fredy Gil Pineda Gopar, ambos, diputados locales de la 64 legislatura.   

La carrera política de Alejandro Avilés inició en el sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano, cuando trabajó en el Departamento de Adquisiciones de la Secretaría de Administración.

Durante el mandato de José Murat (1998-2004) Avilés estuvo a las órdenes de quien a la postre sería gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, y que en esos años era senador de la República y presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI. 

Con Ulises Ruiz en el poder, fue impuesto como diputado local por la vía plurinominal y posteriormente, en la segunda mitad del sexenio, nombrado como coordinador de delegados de Gobierno. 

En 2016, como presidente estatal del PRI, Avilés Álvarez fue señalado por vender candidaturas municipales por más de tres millones de pesos, hechos que fueron denunciados ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales.   

La trayectoria política de Fredy Gil Pineda involucra cargos como presidente municipal de Santos Reyes Nopala y San Pedro Mixtepec 2005-2007 y 2011-2013 además de diputado local; cargos que ha ocupado en repetidas ocasiones 2013-2016 y 2021-2024.  

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes