Va AMLO por monopolio eléctrico con reforma

Cd. de México (01 octubre 2021) REFORMA.- La propuesta de reforma constitucional, presentada hoy por el Ejecutivo, va por un control total del sector eléctrico por medio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), acotando la participación privada a lo que la empresa estatal considere necesario.

Según la exposición de motivos de la reforma, la CFE sólo participa en el mercado eléctrico con el 38 por ciento de la energía que se genera y consume en el País, mientras que la iniciativa privada mantiene el 62 por ciento del mercado.

Por lo anterior, la reforma eléctrica busca limitar la energía de privados al 46 por ciento y dar a la Comisión el 54 por ciento; para ello, se cancelarán todos los permisos de generación eléctrica otorgados, los contratos de compraventa de electricidad, figuras de generación privadas y todos los permisos pendientes.

"Este 46 por ciento se incorporará mediante un mecanismo de adquisición por parte de la CFE (...) La Comisión despachará, a través del Cenace, en orden de mérito de costos de producción y sujetándose a los requerimientos de seguridad y confiabilidad del sistema eléctrico", señala la iniciativa.

En cuanto a la energía generada por los autoabastecimientos y los productores independientes de energía (PIEs), no será ni reconocida ni adquirida por la CFE al considerarlos mecanismos ilegales.

A través de modificaciones a los artículos constitucionales 25, 27 y 28 "se propone un nuevo sistema eléctrico nacional (...) se establece un régimen transitorio consistente en el que el Estado, a través de la CFE, asuma el control de dicho sistema eléctrico", indica la iniciativa.

El cambio al artículo 25 contempla eliminar el concepto de empresas productivas del Estado y los criterios de regulación por lo que se eliminan los términos de estricta separación legal de la CFE y será quien preserve el abastecimiento de energía a toda la población.

En el artículo 27 se contempla que todas las reservas nacionales son de dominio de la nación y no pueden ser concesionados; además de que sólo el Estado, mediante CFE, será encargado de generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica.

Mientras que para el artículo 28, que habla de los monopolios, se establece un cambio para reintegrar el concepto de electricidad como "área estratégica del Estado" en todas las áreas, desde generación hasta abastecimiento.

Además, se eliminan a los órganos reguladores como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), mientras que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) se reintegra a la CFE.

Corresponde exclusivamente a la Nación el área estratégica de la electricidad, consistentemente en "generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer" energía eléctrica.

"La Nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines", añade el texto.

Con dicha propuesta constitucional, se busca volver al monopolio eléctrico, previo a 1992, en el que la CFE mantenía el control absoluto de todo el sistema eléctrico.

Para aprobar la contrarreforma energética del Gobierno, Morena depende de los votos de la Oposición para alcanzar la mayoría calificada con 333 votos de 500 diputados.

El bloque mayoritario con PVEM y PT da a Morena un total de 277 votos.

El PRI, con 71 votos, tendría que aceptar el desmantelamiento de la reforma energética de Peña Nieto para avalar la propuesta de López Obrador.

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Grupo Financiero Base, advirtió que la iniciativa de reforma eléctrica implica más control del Estado, lo cual repercutirá en mayores costos para usuarios finales, presión sobre las finanzas públicas, posibles recortes en la calificación, salidas de capitales, menor inversión fija y menor crecimiento económico de largo plazo.

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes