Tropieza industria y dificulta su despegue

La producción industrial en México retrocedió 0.53 por ciento a tasa mensual durante junio de 2021, siendo su tercer mes consecutivo en el que se observan retrocesos, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), reportó este jueves El Financiero. 

El Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) registró su mayor caída desde mayo del 2020, en dicha ocasión retrocedió 0.76 por ciento.

Además se ubicó en los 97.76 puntos, por lo que se obtuvo su nivel más bajo desde diciembre del 2020.

El indicador fue impactado por la caída en la construcción, los problemas en las cadenas de suministro y el repunte en los casos por Covid-19, factores que podrían mantener débil al sector en los próximos meses, de acuerdo con los analistas, y si bien prevén un crecimiento cercano al 10 por ciento en este año, será por efecto de rebote, luego de la caída similar de 10 por ciento en 2020, por los efectos de la crisis sanitaria.



Estancamiento trimestral

Entre abril y junio la industria registró un descenso de 0.1 por ciento, con respecto al primer trimestre, con lo que frenó la recuperación reportada en los tres trimestres anteriores, en las cifras ajustadas por estacionalidad.

A tasa anual, en las cifras originales, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) avanzó 13.64 por ciento, por debajo del 36.5 por ciento registrado en mayo.

El indicador presentó una alza real anual de 13.6 por ciento en junio, con base en cifras desestacionalizadas.

Por sectores de actividad económica, la construcción subió 15.5 por ciento, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final 7.2 por ciento y la minería 5.2 por ciento. Mientras que las industrias manufactureras subieron 16.3 por ciento.

De acuerdo con el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), la debilidad estructural causada por la pandemia, sus colaterales y la falta de una estrategia holística de política industrial, impiden que exista un despegue más enérgico del sector secundario.

“Se observa que el potencial de la industria continúa con una trayectoria a la baja confirmando la existencia de una debilidad estructural en el sector, misma que para poderse revertir, será necesario contar con una estrategia que permita cantidades suficientes de inversión”, indicó el organismo.

“Es probable que la industria local se mantenga relativamente estancada por los problemas de oferta que sin duda serán temporales. Entonces aunque tengas una demanda muy fuerte por parte de EU, si no llegan los suficientes insumos para la producción local entonces va a haber problemas en la producción”, indicó por su parte Ricardo Aguilar, economista en jefe para Invex.

El economista afirmó que ajustaron su estimado de crecimiento para la producción industrial de 2021 de 10.2 por ciento a 9.9 por ciento, “ante problemas de oferta que podrían extenderse más de lo previsto. Este aumento en la industria no logra contrarrestar la caída del año pasado”.

Caen todos los componentes

Ernesto O’Farril, presidente de Grupo Bursamétrica, dijo que si bien se piensa que la carencia de los microchips es el principal obstáculo de la actividad industrial, observando más a detalle todos los subcomponentes cayeron; sin embargo, la que menos está bajando es la manufactura.

“La situación es muy preocupante, algo estamos haciendo muy mal sí del otro lado tenemos a la economía de EU creciendo muy fuerte”, indicó. Prevé que la industria crecerá 8.0 por ciento en todo el año, pero señaló que hacia delante se ve mucha debilidad en los diferentes componentes, pero principalmente en la industria automotriz y la construcción.

Joan Domene, economista sénior para México de Oxford Economics, estima que en este año la industria crecerá 9 por ciento; “esta recuperación estará sujeta a que se recompongan las cadenas de bienes intermedios globales, que ahora mismo es lo que creemos que está limitando la recuperación de la manufactura”.

La industria de la construcción presentó la mayor caída con una caída de 2 por ciento a tasa mensual, su mayor descenso desde septiembre del 2020, cuando bajó 4.77 por ciento.

Esta baja se vio impulsada por una caída de 3.5 por ciento en el segmento de la edificación, y las obras de ingeniería civil cayeron 1.7 por ciento. Mientras que los trabajos especializados para la construcción aumentaron 3 por ciento.

Por su parte, la industria de la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas presentaron un descenso de 0.5 por ciento a tasa mensual, el resultado se da luego de un incremento de 1.1 por ciento en mayo pasado.

En su interior, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica cayó 0.7 por ciento y el suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final subió 0.1 por ciento.

Para el caso de las industrias manufactureras cayeron 0.1 por ciento en dicho periodo, por lo que apuntó su tercer mes consecutivo con retrocesos.

Además, 12 de las 21 industrias manufactureras reportaron ‘números negativos’, entre las que destacó el descenso de 6.39 por ciento de la fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, y de la fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica con 5.48 por ciento.

De acuerdo con el reporte del Inegi, la industria de la minería presentó una caída de 0.8 por ciento a tasa mensual, finalizando con dos meses con incrementos.

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes