Negocio familiar en la Unión Ganadera de Oaxaca

La protesta de ganaderos de Oaxaca, en el marco de una jornada nacional contra del oneroso costo de la colocación del arete del Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) involucra Jorge López Guerra, presidente del Comité para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Oaxaca.

López Guerra, fue acusado en febrero pasado por el desvío de 200 millones de pesos destinados a campañas zoosanitarias para el control de la brucelosis y tuberculosis bovina, influenza aviar, además de apoyos ganaderos para la entidad, información publicada por el periódico Reforma.

El martes 20 de octubre, Integrantes de la Unión Ganadera de la Verde Antequera, acusaron negocio familiar en la ventanilla de SINIIGA-Oaxaca, atendida por Ruth Saraí López Noriega, precisamente hija de Jorge López Guerra.

Jorge López Guerra, presidente 


De acuerdo a la Unión Ganadera de la Verde Antequera, es ahí donde surgen los negocios familiares a costa de los ganaderos de la entidad, pagando excesivos costos por el arete SINIIGA.

Los inconformes detallaron que los aretes son maquilados en el Rastro de Ferreria, ubicado en la Ciudad de México con un costo inicial de 10 pesos, luego son distribuidos por la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas a las Uniones ganaderas de cada entidad en 20 pesos; a su vez, las uniones ganaderas distribuyen los aretes a las ventanillas con un costo de 25 pesos.

Aquí empieza el negocio familiar: la ventanilla vende los aretes en 45 pesos, de los cuales, 35 pesos se destinan para la unión ganadera, en este caso el Comité para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Oaxaca, que preside Jorge López Guerra y sólo se queda con 10 pesos.

Además, la ventanilla cobra trámites de los ganaderos como son la actualización de sus datos con un precio de 100 pesos; así como el alta en el padrón ganadero por la cantidad  de 200 pesos.

En seguida empieza el calvario de los productores ganaderos: la colocación de los aretes de SINNIGA. Después de comprar los aretes en 45 pesos por animal en la ventanilla, tienen que pagar un costo extra de 40 pesos, esto, porque un técnico se encarga de colocar los aretes; esta cantidad se dividen 20 pesos por la colocación del arete, 15 pesos para el técnico que los coloca y 5 pesos para la Unión Ganadera (Jorge López Guerra).

Los ganaderos deben pagar, hasta el momento 45 pesos en la ventanilla de SINIIGA, sumándole otros 45 pesos en la colocación del arete resultando un total parcial de 90 pesos por animal; pero aún deben sumarle 8 pesos más  para subirlos al sistema, lo que resulta en total el pago de 98 pesos por ejemplar.

Otra calamidad representa el pago del seguro para cada productor, con un costo anual de 400 pesos y 300 pesos por cada cabeza de ganado asegurada.

De este modo, los ganaderos cansados por los excesivos pagos aseguran que la norma SINIIGA debe modificarse a favor de los productores; para esto existió subsidio en pasadas administraciones federales pero a partir de la llegada de López Obrador, este subsidio se terminó.

 


   


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes