Amargo aniversario del Mercado Benito Juárez


El aniversario 125 del mercado “Benito Juárez” que se encuentra a escasos 100 metros del palacio donde gobierna Alejandro Murat Hinojosa y jurisdicción de Oswaldo García Jarquín transcurrió de manera amarga.

Foto: Revista-tucan
Esto, porque para empezar el mercado carece de “nombre”, sí, amable lector. El mercado más representativo de la ciudad de Oaxaca se encuentra en el olvido, la fachada principal se encuentra vacía.

El conflicto por la colocación de las letras que identifiquen al mercado Benito Juárez involucra al Instituto Nacional de Antropología e Historia, al Gobierno de Oaxaca y al municipio capitalino.

A esto se le suman los conflictos internos por las corrientes políticas que llevan “agua a su molino” sin importar el bien común. Son ellos y nada más.

El ejemplo más claro se palpa con la impunidad con que se conduce el líder de la Farreación de Mercados del Estado de Oaxaca de nombre Amancio Pérez Ruiz que mantiene locales al interior del mercado pero sin usarlos.

Locales de Amancio Pérez, permanecen cerrados
El egoísmo de este gris personaje provocó que los festejos del 125 aniversario del mercado en mención transcurrieran sin pena ni gloria; con un mercado divido y confrontado, Amancio Pérez ignoró a las demás organizaciones en los preparativos.

Othón Lavariega, es otro personaje que se ha servido del mercado “Benito Juárez”; acusado por mercaderes de desviar los recursos de la remodelación de los sanitarios para su bar que se encuentra en la calle de J.P. García.

El festejo por el 125 aniversario del mercado “Benito Juárez” dejó mucho que desear.
Las autoridades olvidan las necesidades más apremiantes como lo es la seguridad al interior de las instalaciones, toda vez que pese a la existencia de cámaras de video vigilancia conocidas como C4 y la presencia de elementos policiacos, los asaltos se encuentran a la orden del día.

Bandas de asaltantes plenamente identificados por los comerciantes establecidos se pasean frente a los uniformados sin que estos demuestren capacidad para detenerlos en debida flagrancia.

Otro de las carencias de los mercaderes contempla la falta de ordenamiento de la carga y descarga de los productos que se venden en el interior del mercado. El caos y el comercio informal impiden el correcto traslado de mercancías.

El mercado “Benito Juárez” es botín de los partidos políticos y ahora el diputado federal Benjamín Robles Montoya aprovecha cualquier oportunidad para aparecer y con ello aumentar su capital político.

En síntesis, los mercaderes están muy molestos por el abandono de las autoridades, de todos los niveles, sin que hasta el momento se defina la ruta para impulsar el comercio al interior de la entidad.

El comportamiento de los representantes populares deja mucho que desear, nexos políticos y conflicto de interés corroen el mercado más representativo de la capital.

Por eso y por muchas cosas más… el 125 aniversario del mercado “Benito Juárez” fue marcado por la indiferencia e ineficacia política.
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes