Búsqueda de prestigio

Según el psicoanalista Karen Horney: “los individuos con una necesidad de prestigio se valoran en términos de reconocimiento y admiración pública. Su mayor temor es la vergüenza pública y la pérdida de estatus social. Todo lo que son y lo que tienen, incluidas las relaciones interpersonales, es evaluado en base a ese valor distorsionado de prestigio y reconocimiento.”


BUSQUEDA DE PRESTIGIO


Recuerdo cuando llegaban mis tíos de Estados Unidos corría a recibirlos y ver sus carros, ropa, comida y todas las cosas que traían de su viaje, quería estar con ellos admirando todo esto, en ese momento deseaba que fueran mis padres así viviría con ellos, el hecho de estar cerca de ellos, sentía que vivía esa vida de lujos que siempre quise.
Nunca me gusto estar en el pueblo donde vivía me sentía frustrada, pensaba que en la ciudad todo era mejor, había más gente y cosas bonitas, estaba inconforme de haber nacido en un pueblo, cuando me preguntaban mi lugar de nacimiento temblaba y me angustiaba, les mentía porque no podía decirles la verdad pensaba que se burlarían de mí por vivir.  
Cuando entre a la escuela quería ser la más bonita, la más inteligente y cuando me veía gorda, me odiaba, pero no podía dejar de comer; entonces quería destacar en la escuela, terminaba en las noches agotada de tanto estudiar y nunca lograba tener las mejores calificaciones.
En la primaria a la que asistía la mayoría de los niños vestían bien, hablaban correctamente y los maestros vestían de traje, eso me gustaba, pero luego me cambiaron a una diferente, y sentía miedo por su forma de hablar, de jugar, siempre pensé que la gente que tiene dinero está mejor.
Cuando alguien hablaba bien de mí sentía que me lo merecía, creía que mis tareas eran las mejores, pero cuando veía que mi hermana también las hacía bien me sentía mal, frustrada y amargada; empecé a trabajar muy joven de maestra sentí un gran orgullo, porque recibí mi primera quincena.
Luego me casé y me reía de mi esposo cuando cometía algún error ortográfico o no hablaba correctamente alguna palabra; para convivir con las personas buscaba los matrimonios que tuvieran dinero y vistieran bien, porque cuando me invitaban a sus fiestas me daban cosas ricas de comer, me regalaban cosas, eso hacía que rechazara a mi familia, porque quería estar con una familia blanca de ojos claros como la de las tías, o que tuvieran un buen trabajo por ejemplo en el gobierno, pensaba que llevarme con ellos tendría más trabajo y más dinero, ya que mí objetivo era tener más, viajar más, tener la mejor casa, que mis hijos fueran los mejores en todo.
Llegó un día en que sentí que enloquecía porque tenía que llevar a los hijos a que aprendieran más yo no podía con mi trabajo, mi esposo, mis hermanas terminaban diplomados y yo no pude estudiar como ellas, me empecé a deprimir, a sentirme frustrada, no me sentía satisfecha, cuando una persona hablaba en público me angustiaba, porque sentía miedo porque pensaba que también debía de hacerlo mejor que ella, tenía miedo de hacer el ridículo.
Mi madre al verme mal me llevó al Movimiento Buena Voluntad 24 horas de Neuróticos Anónimos, en donde poco a poco a través de la terapia fue calmando mi angustia, mi frustración. Hoy puedo hacer mi trabajo tranquila, tratando de organizar mejor mis cosas. El grupo me ha dado esa oportunidad de cambiar mi vida, me siento muy feliz.
Anónimo



SERVICIOS GRATUITOS:
  • Servicio telefónico las 24 hrs.
  • Guardería
  • Casa-hogar
  • Visitas domiciliarias
  • Neur-a-teen
  • Juntas a instituciones
Página web:


Correo electrónico:


OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACA
Margarita Maza de Juárez No. 218, Centro Oaxaca
Tel. 951- 51-3-02-80


GRUPO B.V 24 HRS. CENTRO
Galeana No. 203. Col. Centro, Oaxaca

Tel. 51 6-94-45

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes