El problema y solución


EL SECRETARIO Adán Augusto López debería comprarse tapones para los oídos, pues el canto de los lambiscones, perdón, de las sirenas, está a todo volumen. Allá en su tierra, Tabasco, hay muchos que tratan de endulzarle el oído haciéndole creer que puede ser el caballo negro en la carrera presidencial.

Y NO ES porque al titular de Gobernación le falten méritos, pero el asunto es que quienes lo andan promoviendo en realidad lo que buscan es favorecer sus propios intereses, tanto en los medios locales como en la política. Habrá que ver si el tabasqueño se sigue dejando cuchichear o si, de plano, les pone un alto a los corifeos del pantano. 

¡UPS! A ver si no se enoja alguien en Palacio Nacional con los señalamientos de directivos de General Motors y Nissan, en el sentido de que el gobierno necesita, literalmente, ponerse las pilas y promover la fabricación de vehículos eléctricos.

 

EL ASUNTO implica, por un lado, no sólo sumarse a una transformación global en favor de las energías limpias. Significa también sacar ventaja de la vecindad con Estados Unidos y Canadá, trayendo a nuestro país las líneas de abastecimiento que hoy se tienen hasta Asia.

 

LO MALO es que el Presidente tiene otros datos y mientras el mundo acelera en los autos eléctricos, en México la prioridad son las energías fósiles. ¡Bienvenidos al Jurásico!

 

 

LAS EMPRESAS de reparto a domicilio andan más calientes que una pizza de 30 minutos en contra de Claudia Sheinbaum. Y es que nomás no entienden que la jefa de Gobierno se haya inventado un impuesto, precisamente para castigarlas.

 

EL PRETEXTO de las autoridades es que el gravamen del 2 por ciento es por "uso de la infraestructura" de la Ciudad de México, a lo que restaurantes, repartidores y plataformas de comida califican como un impuesto... ¡por usar la calle! Este cobro sacado de la manga, dicen, se ensaña con un sector que fue clave para sobrellevar la pandemia, como el de los repartidores a domicilio.

 

EN LOS TIEMPOS del encierro por Covid-19, mucha gente dependía precisamente de plataformas digitales. De hecho, esto provocó que la propia industria restaurantera diera finalmente el salto digital y comenzara a desarrollar sus propias apps de reparto.

 

HABRÁ QUE ver si esos recursos los quiere Sheinbaum para mejorar la tan maltrecha infraestructura citadina... o si los destina a su infraestructura de campaña para 2024.

 

FIRME Y DECIDIDO se vio Hugo López-Gatell al anunciar que ya no se aplicarán cuestionarios sobre Covid-19 a los viajeros que entran a México, debido a que se confirmó que no son útiles. Ya era hora que hicieran algo con los inútiles, ¿verdad, subsecretario?

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes