El oro negro de Oaxaca: un regalo envenenado



En Oaxaca, uno de los estados más contaminados de México, muchos saben ya que vivir sobre ricas reservas de hidrocarburos tiene más de condena que de bendición, contra lo que uno podría suponer. El capital que genera la explotación de los yacimientos no acaba precisamente en los bolsillos de los más desfavorecidos: para unos el dinero, para otros el trabajo… y el largo cortejo de enfermedades que traen consigo los estragos medioambientales. Una cláusula mortal que no figura en los contratos.

 

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes