Delirios de persecusión

Claudia Faria, psicóloga formada en la Universidad de Madeira en 2009, define los delirios de persecución como “un trastorno psicológico que suele surgir en función de la baja autoestima y la poca autoconfianza, lo que lleva a la persona a creer que todos están mirándola, comentando o riéndose de ella, pudiendo a menudo interferir en su comportamiento y conducir al aislamiento. Dependiendo de cada persona y de sus características, el delirio de persecución puede manifestarse en diversas intensidades. En el grado leve, se caracteriza la timidez; mientras que en los casos más graves, es común el surgimiento de trastornos psicológicos más severos, como el de pánico, depresión o esquizofrenia, que generan alteraciones del pensamiento y las emociones.”



DELIRIOS DE PERSECUSIÓN


Desde niña me daba mucho miedo estar sola, siempre quería que mis hermanos no se separaran de mí, o estar con alguien ya que sentía que algo malo me sucedería, sobre todo por las noches porque en mi comunidad no había luz eléctrica. La oscuridad me causaba miedo, pensaba que alguien me seguía, en ocasiones le decía a mi mamá que no quería salir por que escuchaba sonidos, ella decía que no era real, en el momento me asustaba por esto sentía escalofrió, y temblaba pensando que era perseguida. 


Casi todo el tiempo tenía la sensación de correr a que alguien me abrazara, me cuidara, para que el miedo desapareciera, llegue a pensar que estaba enferma de espanto, se lo comenté a mi familia, pero lo que conseguí fue preocuparlos tanto, al grado de recurrir a realizarme curaciones de acuerdo a lo que ellos conocían, como el rasparme unas velas, en ocasiones otras personas que se dedicaban a este tipo de enfermedades llegaban para que me hiciera la limpia con hierba, ya que se desesperaban de ver que todo lo que ellos hacían no había una mejoría.


En ocasiones de tanto miedo me encogía, por los pensamientos de que una persona me iba a atrapar, lastimar o incluso hasta matar, de la desesperación lloraba, mi familia de verme tan mal, siempre tenía que quedarse alguien conmigo y solo así me sentía protegida; el miedo a salir a la calle cada vez era más fuerte, porque también sentía se me aparecía un muerto, era verlo y recordar que esa persona vivía, conforme paso el tiempo se fueron incrementando los miedos, desesperación, pesadillas  y síntomas como dolor de cabeza, etc.  y llegar a tener actitudes de agresividad cada que alguien intentaba hacer hasta lo imposible para que yo me sintiera mejor.

 

Me case, pero seguían los miedos y los demás síntomas, cuando mi esposo no estaba, quería ir a buscarlo donde estuviera sintiendo esa urgencia de encontrarlo para que me protegiera, si él no estaba sentía intranquilidad, pensaba que quizá lo habían lastimado, que lo habían matado o que talvez se había accidentado, por esto me ponía a llorar, y me quitaba el sueño. Las pesadillas constantes en donde sentía me seguían, me querían alcanzar y apuñalar, matarme, me ocasionaba escalofrío, sudaba de la cara, de las manos, ya casada de igual forma el miedo a salir a la calle persistía, pensaba que si le decía a mi esposo que no me dejara sola o que me llevara a donde el fuera, pero me daba miedo a que se enojara. Cada que el salía y me quedaba sola, escuchaba pasos en la casa y me aparecía un asesino o seres de ultratumba y imaginaba que me atacarían, en las noches me despertaba a cada rato, por la sensación de que alguien me observaba, todo me lo calle y lo único que hacía era llorar.


Cuando nacen mis hijos sentía que entraba un hombre a mi casa y entraría al cuarto de mis hijos e imaginaba que le harían daño y que yo no los podría defender. Para mi esos pensamientos eran reales, en ocasiones me asomaba y no era nadie, y me causaba desesperación.


Cuando asisto a la agrupación por primera vez, llegue sintiendo a parte de mis miedos y sentir que alguien me persigue, también sentía mucho odio por mi esposo porque él no era como yo de miedoso. A través de asistir a la agrupación, me di cuenta que mis delirios de persecución se debían a mis actitudes, de niña les pegaba a mis hermanitos, a mi mama no le obedecía, siempre   tuvo esos pensamientos de querer matar, de niña quise hacerlo con mi papa, con mis hermanos o con quien me hacía enojar, me burlaba de las personas, siempre fui mentirosa le echaba la culpa a los demás y les causaba daño.


Al asistir a la terapia de Movimiento Buena Voluntad de Neuróticos Anónimos, poco a poco fui dejando esos miedos, de ser perseguida, fui sintiéndome tranquila, hoy puedo estar sola en mi casa, en mi trabajo puedo salir a vender. Ahora puedo vivir tranquila, los miedos desaparecieron, y dejar de sentir que alguien me perseguía hoy estoy bien. 

       

                         

Anónimo 

SERVICIOS GRATUITOS:

  • Servicio telefónico las 24 hrs.

  • Guardería

  • Casa-hogar

  • Visitas domiciliarias

  • Neur-a-teen

  • Juntas a instituciones


Página web:

www.neuroticosanonimosbvoax.org.mx


Correo electrónico: 

grupobvoaxaca@hotmail.com

OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACA

Margarita Maza de Juárez No. 218, Centro Oaxaca

Tel. 951- 51-3-02-80


GRUPO B.V 24 HRS. COL DEL MAESTRO

Eduardo Vasconcelos No. 345, Col. Del Maestro, Oax.

Tel. 951 1683438


www.facebookResultado de imagen para logos de redes sociales          Movimiento-Buena-Voluntad-24-Horas-de-Neuróticos-Anónimos-Oaxaca

www.twitterResultado de imagen para logos de redes sociales           BV Neuróticos Anónimos Oaxaca 


www.instagram      nabvoaxacaResultado de imagen para logos de redes sociales


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes