Gobernadores opositores consuman su ruptura con el Gobierno de AMLO

Diez dirigentes anuncian su salida de la Conago, el organismo que aglutina a todos los Estados, por su enfrentamiento con el Ejecutivo federal



Después de 19 años de existencia, el organismo que sienta a todos los Estados del país en una sola mesa para coordinar políticas territoriales y lograr ajustes fiscales con el Gobierno central, dejará de funcionar tal y como se conocía hasta ahora. Diez gobernadores opositores han anunciado este lunes su salida de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), al considerar que ya no cumple con su función

.

Los gobernadores, que integran la llamada Alianza Federalista, han consumado este lunes su ruptura durante una reunión a la que acudieron nueve de los diez disidentes. Entre ellos está Javier Corral, gobernador de Chihuahua; José Rosas Aispuro, de Durango; Enrique Alfaro, de Jalisco; Silvano Aureoles, de Michoacán; Javier García, de Tamaulipas; José Ignacio Peralta, de Colima; Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato; y Martín Orozco, de Aguascalientes.

Javier Corral ha llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a no considerarlos enemigos: “Tenemos el derecho primario de defender a nuestro pueblo y nuestras entidades, nosotros también fuimos electos”. “El mecanismo ya no cumple la función con la que fue creada, perdió fuerza y todo el potencial que tenía como un órgano de interlocución entre gobernadores. Hoy ni si quiera funciona como un mecanismo de diálogo”, ha dicho en nombre de los disidentes, pertenecientes mayoritariamente al opositor Acción Nacional (PAN). Por el momento, desde el Ejecutivo no ha habido respuesta al posicionamiento de los gobernadores.

Entre sus argumentos, Corral ha reivindicado la legitimidad de los votos conseguidos. El mandatario de Chihuahua ha acusado a López Obrador de azuzar el mensaje “estás conmigo o contra mí”. “Al país se le quiere despedazar. Cuesta mucho a México la manera en que se atiza la división nacional y se clasifica a los mexicanos según coincida o no con lo que dice el Gobierno central”, ha dicho Corral al inicio de la reunión.

Creada en 2001 durante el sexenio de Vicente Fox, la Conago es un foro permanente que sienta periódicamente a los 32 gobernadores del país para el análisis de los problemas regionales y la búsqueda de soluciones con una sola voz frente al Gobierno central. En estas dos décadas se han celebrado 59 reuniones y ha visto pasar cuatro generaciones de mandatarios locales con el objetivo de fortalecer el federalismo y el Estado de Derecho, como señalan sus principios fundacionales

.

La importancia de la Conago radica en que había logrado convertirse en un espacio de interlocución con el Gobierno federal respetado por ambas partes, mediante el que se han logrado cambios fiscales que han beneficiado a los Estados. En el marco de la Conago se celebró la Primera Convención Nacional Hacendaria de 2004 y se diseñaron algunas de las futuras reformas estructurales en educación o seguridad.

Sin embargo, en los últimos años, el organismo se ha convertido en un espacio más de enfrentamiento político entre las distintas corrientes que manejan el país. Finalmente, este lunes saltó por los aires y se torpedea una de las pocas vías de comunicación existentes entre López Obrador y la oposición. Los diez gobernadores que salen del organismo insisten en que ha dejado de ser un instrumento de diálogo y ya no sirve como contrapeso al poder central.

A finales de agosto, el mandatario de Tamaulipas, el también panista Francisco García Cabeza de Vaca, señalado por el caso Lozoya, informó que iba a dejar la agrupación. Tres días antes, el 28 agosto, el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, lamentó que en las reuniones de la Conago no se llega a nada, por lo que anunció su salida del organismo. La asociación, dijo, es de gobernadores, no de los Estados

.

Los gobernadores opositores de México consuman su ruptura con el Gobierno de AMLO


Diez dirigentes anuncian su salida de la Conago, el organismo que aglutina a todos los Estados, por su enfrentamiento con el Ejecutivo federal



Después de 19 años de existencia, el organismo que sienta a todos los Estados del país en una sola mesa para coordinar políticas territoriales y lograr ajustes fiscales con el Gobierno central, dejará de funcionar tal y como se conocía hasta ahora. Diez gobernadores opositores han anunciado este lunes su salida de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), al considerar que ya no cumple con su función.

Los gobernadores, que integran la llamada Alianza Federalista, han consumado este lunes su ruptura durante una reunión a la que acudieron nueve de los diez disidentes. Entre ellos está Javier Corral, gobernador de Chihuahua; José Rosas Aispuro, de Durango; Enrique Alfaro, de Jalisco; Silvano Aureoles, de Michoacán; Javier García, de Tamaulipas; José Ignacio Peralta, de Colima; Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila; Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato; y Martín Orozco, de Aguascalientes.

Javier Corral ha llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a no considerarlos enemigos: “Tenemos el derecho primario de defender a nuestro pueblo y nuestras entidades, nosotros también fuimos electos”. “El mecanismo ya no cumple la función con la que fue creada, perdió fuerza y todo el potencial que tenía como un órgano de interlocución entre gobernadores. Hoy ni si quiera funciona como un mecanismo de diálogo”, ha dicho en nombre de los disidentes, pertenecientes mayoritariamente al opositor Acción Nacional (PAN). Por el momento, desde el Ejecutivo no ha habido respuesta al posicionamiento de los gobernadores.

Entre sus argumentos, Corral ha reivindicado la legitimidad de los votos conseguidos. El mandatario de Chihuahua ha acusado a López Obrador de azuzar el mensaje “estás conmigo o contra mí”. “Al país se le quiere despedazar. Cuesta mucho a México la manera en que se atiza la división nacional y se clasifica a los mexicanos según coincida o no con lo que dice el Gobierno central”, ha dicho Corral al inicio de la reunión.

Creada en 2001 durante el sexenio de Vicente Fox, la Conago es un foro permanente que sienta periódicamente a los 32 gobernadores del país para el análisis de los problemas regionales y la búsqueda de soluciones con una sola voz frente al Gobierno central. En estas dos décadas se han celebrado 59 reuniones y ha visto pasar cuatro generaciones de mandatarios locales con el objetivo de fortalecer el federalismo y el Estado de Derecho, como señalan sus principios fundacionales.


La importancia de la Conago radica en que había logrado convertirse en un espacio de interlocución con el Gobierno federal respetado por ambas partes, mediante el que se han logrado cambios fiscales que han beneficiado a los Estados. En el marco de la Conago se celebró la Primera Convención Nacional Hacendaria de 2004 y se diseñaron algunas de las futuras reformas estructurales en educación o seguridad.

Sin embargo, en los últimos años, el organismo se ha convertido en un espacio más de enfrentamiento político entre las distintas corrientes que manejan el país. Finalmente, este lunes saltó por los aires y se torpedea una de las pocas vías de comunicación existentes entre López Obrador y la oposición. Los diez gobernadores que salen del organismo insisten en que ha dejado de ser un instrumento de diálogo y ya no sirve como contrapeso al poder central.

A finales de agosto, el mandatario de Tamaulipas, el también panista Francisco García Cabeza de Vaca, señalado por el caso Lozoya, informó que iba a dejar la agrupación. Tres días antes, el 28 agosto, el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, lamentó que en las reuniones de la Conago no se llega a nada, por lo que anunció su salida del organismo. La asociación, dijo, es de gobernadores, no de los Estados.

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes