Mujeres vulnerables y la crisis del Covid-19


Rubén Cortés

Aunque la crisis por la pandemia de Covid-19 cortó la conversación pública que tuvo en vilo a México por la violencia en contra de las mujeres, no deben ser olvidados los números de espanto, que no bajan: en enero y febrero fueron asesinadas 632 en el país.

Para la mayoría de las organizaciones femeninas, todos los asesinatos son feminicidios. Sin embargo, según la tipificación que mantienen las autoridades, de esos 632, un total de 466 fueron homicidios dolosos y 166 fueron feminicidios.

De hecho, a las organizaciones femeninas les preocupa la crisis por el Covid-19 no sólo en relación con la salud de las mujeres, sino por un incremento de casos de violencia machista en los hogares, que surgirán como consecuencia del aislamiento social.

Sin embargo, Hacienda está reteniendo 405 millones 761 pesos destinados en el presupuesto a los Refugios y Centros de Atención Externa para mujeres. Mientras no libere esos recursos, pone en riesgo la vida de mujeres y en su caso, hijas e hijos.

La 4T tiene que priorizar y reconocer a los Refugios y Centros de Atención Externa como mecanismos de prevención de feminicidios y restitución de derechos, entregándoles ya el presupuesto, que les corresponde, para que sigan operando en la pandemia.

En cambio, al entrar el país a la segunda fase por Covid-19, el gobierno llamó en especial a las mujeres a cuidar en la casa a los adultos mayores, que son uno de los grupos más vulnerables y que, en México, constituyen el 11 por ciento de la población.

“Hago un llamado para que cuidemos en nuestras familias a los adultos mayores, ahora debemos aplicarnos más, es un hecho, es conocido que sobre todo las hijas cuidan a los padres, los hombres podemos ser más desprendidos”, dijo el jefe del Ejecutivo.

Pero hasta a su secretaria de Gobernación le preocupa que la estancia forzosa en casa por tantos días provoque un incremento de la violencia intrafamiliar contra las mujeres, por las condiciones de hacinamiento y por la falta de ingresos económicos.

Como sea, lo que tienen que hacer ambos: el presidente y la titular de Segob, es ordenarle a Hacienda que de una vez suelte los 405 millones 761 pesos de los Refugios y Centros de Atención Externa para mujeres.

Porque a las mujeres en situación vulnerable las ayudará más que Hacienda deje de inmovilizarles esos 405 millones 761 pesos, que las sugerencias del mandatario a que cuiden ancianos, o la preocupación que dice tener por ellas Sánchez Cordero.

Mientras, en el país siguen matando mujeres: en enero-febrero a 466 por homicidio doloso, y a 166 con saña.

Y, no nos engañemos…

El gobierno no tiene una estrategia integral para acabar con esto.


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes