Presupuesto 2020, con sesgo electoral


Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez.-


El presupuesto público de gastos e ingresos es el instrumento directo y más importante del cual dispone el Estado para influir en toda la economía. Refleja el plan económico del gobierno y establece jerárquicamente el orden de las prioridades que las finanzas públicas tienen sobre las principales políticas públicas.

El pasado 22 de noviembre aunque con retraso, ya que debió haberse aprobado una semana antes, la Cámara de Diputados, en cumplimiento al art. 74 de nuestra Constitución aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que contempla un gasto de 6.1 billones de pesos y mantiene casi en su totalidad la propuesta presidencial y el dictamen.

De acuerdo al documento “Análisis temporal y transversal del presupuesto de egresos 2020 con los presupuestos desde 2008” realizado por el Dr. Salomón Guzmán Rodríguez, se transcriben algunas notas que pueden ser de interés para el lector, para entender los efectos que tiene este Presupuesto 2020.

En este año que esta terminando, López Obrador endeudó a los mexicanos diariamente en mil 325 millones de pesos, la acumulación de deuda es 83% a la contratada en el mismo periodo del gobierno de Peña Nieto.

De acuerdo con el PEF 2020, el gasto a programas sin regla de operación será el mayor de la historia reciente, mientras que el gasto a programas sujetos a reglas de operación será el más bajo desde el año 2010. En forma similar, el gasto a proyectos de inversión retomará su senda descendente.

Para 2020, el gasto federalizado destinado a los estados representa el 30% del gasto neto total y el 26% del gasto bruto, este gasto se distribuye por formula, de tal suerte que es equitativo entre estados, de acuerdo a su población gobernada y aportación a la economía y, por consecuencia, por partido gobernante. No obstante, el resto del gasto neto total se distribuye sin tomar en cuenta ninguna fórmula, sólo se puede ubicar geográficamente.

En ese sentido, esta distribución geográfica ya no es equitativa, en su mayoría beneficia por mucho a los estados gobernados por MORENA, siendo la distribución un tanto injusta para los gobiernos de otros partidos castigando principalmente a quien considera la principal oposición. Por ejemplo, en 2020 se estima un gasto total para proyectos de inversión de 400 mmdp, si se observa con detalle, el 43% se ubica geográficamente en los estados gobernados por MORENA.

El presupuesto al Ramo de Agricultura como porcentaje del PIB es el más bajo de la historia reciente. Para 2020, en términos reales disminuirá -32%, aproximadamente. El presupuesto para las tres principales actividades del campo será la más baja desde 2012. En 2020 su presupuesto es del 0.18% del PIB mientras que en 2012 fue del 0.6%.

Como porcentaje del PIB, el gasto al Ramo de Comunicaciones y Transportes será el más bajo desde 2008. Apenas representará el 0.21% de la economía. Como porcentaje del PIB, el gasto de obra pública para 2020 es de los más bajos desde la crisis de 2009. Apenas representa el 1.77% de la economía. El presupuesto a los proyectos de construcción de carreteras para 2020 disminuirá 10 mil 158 millones de pesos, es decir, una reducción de -38.6%, aproximadamente. 

Como porcentaje del PIB, el gasto en Educación para 2020 será el más bajo desde la crisis de 2009. Apenas representa el 2.88 % de la economía, mientras que en 2009 fue cercano a 4% del PIB.

De acuerdo con el PEF 2020, el total de gasto a proyectos de inversión que se destinará a los Estados será de 401 mil millones de pesos, 44% de este monto será destinado a los 6 gobiernos de Morena, 42% para el Tren Maya, 9% a  los 11 gobiernos del PRI y sólo el 4.1% a los 10  gobiernos de Acción Nacional.

Como porcentaje del PIB, el gasto al programa de Vivienda social será el más bajo desde la crisis de 2009. Apenas representa el 0.0056% del PIB, mientras que en 2009 fue de 0.0117%, aproximadamente. El gasto al programa de vivienda (Social) será de mil 483 millones de pesos, 305 millones de pesos menos que en 2019, esto representa una caída del -17%, aproximadamente.

Como porcentaje del PIB, el gasto al Ramo de Turismo será uno de los más bajos desde 2008.

En el segundo trimestre de 2019, la Inversión fue de 3 mil 500 millones de pesos en términos reales. Con AMLO, este monto es el más bajo desde el segundo trimestre de 2014.

Si se compara el 2º trimestre de 2019 con el 2º trimestre de 2018, la inversión disminuyó 249 mil millones de pesos en términos corriente. No obstante, en términos reales, la caída de la inversión fue mayor en cerca de 276 mil millones de pesos (descontando la inflación), esta cifra es la más baja desde 2012. Si se suman los 31 mil millones de pesos que cayó la inversión en el primer trimestre con la del segundo trimestre, la caída acumula de inversión es de 306 mil millones de pesos en términos reales, durante el primer semestre de gobierno de AMLO de acuerdo a datos del  INEGI.

El total de gasto a proyectos de inversión en 2020 que se destinará a los Estados será de 401 mil millones de pesos, 44% de este monto será destinado a los 6 gobiernos de Morena, 42% para el Tren Maya, 9% a  los 11 gobiernos del PRI y sólo el 4.1% a los 10  gobiernos de Acción Nacional.

El total de gasto que detona desarrollo social será 3 billones 471 mil millones de pesos, de este monto total 59% se destinará a las 6 entidades gobernadas por Morena, 19% a los 11 estados gobernados por el PRI y apenas el 11.8% a las 10 entidades gobernadas por Acción Nacional.

De acuerdo al IMSS, de enero a octubre de este año se generaron en el país 648 mil 059 empleos, 289 mil 665 empleos menos que en el mismo periodo de 2018, es decir una disminución del 31%, aproximadamente. Por su parte, el promedio de crecimiento de la actividad económica en el país es apenas del 0.02%, de acuerdo con el INEGI.

Resulta claro el sesgo electoral del Presupuesto de Egresos para este 2020 que, además, frena el crecimiento y presenta contradicciones con el discurso, ya que por ejemplo, en el discurso  se “cacarea” mucho el tema del combate a la corrupción y en los hechos la fiscalía especializada en el combate a la corrupción recibirá solo 10 millones de pesos como presupuesto para operar en este año, es decir menos de 900 mil pesos por mes. Dicen que la verdad y la voluntad política no se refleja en los discursos sino en el presupuesto. 

¿Usted qué opina?.


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes