Turbia selección en comisionado del IAIP


La falta de claridad  de requisitos en la selección de candidatos para integrar la terna para nombrar al nuevo comisionado del  Instituto de Acceso a la Información Pública de Oaxaca  IAIP deja en indefensión a la ciudadanía.

Nexos políticos, favores electorales y falta de experiencia, marcan el relevo del Comisionado del IAP, un instituto “autónomo” asediado por la fauna política para satisfacer sus intereses.

Comisión legislativa seleccionadora
Sin reglamentos o parámetros claros, la comisión legislativa selecciona candidatos a Consejero, Contralor y Consejo Ciudadano que garantizarían el acceso a la información pública de los oaxaqueños.   

La intransigencia política para imponer al nuevo comisionado   exhibe novatez de legisladores así como fuertes intereses partidistas por el Movimiento de Regeneración Nacional.

Lo anterior, derivado por la falta de consenso para nombrar al nuevo Comisionado del IAIP en las dos sesiones programadas durante la diputación permanente para las fechas 30 de octubre y 5 de noviembre de 2019.

La primera terna probada se integró por Nidia Soledad Martínez Esteva, Pascual Ríos Vásquez y Fernando Rodolfo Gómez Cuevas, la cual fue modificada quitando a los dos primeros aspirantes.

De este modo, Fernando Rodolfo Gómez Cuevas permaneció en la segunda terna aprobada por la Comisión legislativa, le acompañan César Amilcar Lázaro Santiago que fue titular de la Unidad Técnica de Servicios de Informática y Documentación del IEEPCO y Aurea Arellano Cruz, actual consejera ciudadana del IAIP.  

Nuevamente nexos políticos manchan la selección de Comisionado porque Rodolfo Gómez Cuevas carece de total experiencia en materia de transparencia conforme a la página del Congreso de Oaxaca en su versión pública, además es originario de Othón Blanco, estado de Quintana Roo.

Fernando Rodolfo Gómez se desempeña actualmente como jefe de departamento de Estudios Sociales del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública del Congreso del Estado, se le relaciona con el partido MORENA y el senador Salomón Jara Cruz.

En los antecedentes de Gómez Cuevas destacan su colaboración con la diputada panista María de Jesús Mendoza Sánchez, actual presidenta de la   Comisión de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Congreso cuando ésta se desempeñó como contralora del Poder Legislativo en la 63 legislatura.

Sin embargo, fuentes al interior del Congreso aseguran distanciamiento de la legisladora albiazul por la falta de fuerza política para impulsar a un candidato.

Tras la modificación a la primera terna aprobada por la comisión selectora, se agregaron César Amílcar Lázaro Santiago y Aurea Arellano Cruz; el primero relacionado con el presidente del IEEPCO y la segunda Consejera Ciudadana del IAPO que se caracterizó por faltar a las actividades convocadas por el Instituto.

Cesar Amílcar es ingeniero agrónomo y exhibe la carencia de perfil para ocupar el cargo de Comisionado del IAPO, además, es yerno de magistrado Abel Alvarado del Tribunal Superior de Justicia.

Cesar Amilcar  relacionado con el IEEPCO
Fuentes al interior del poder judicial sostienen que Cesar Amílcar es impulsado por el magistrado Alfredo Lagunas Rivera, sobrino del actual diputado plurinominal de MORENA y empresario de la comunicación Ericel Gómez Nucamendi como pago de favores.

Aquí se suma el nombre del diputado Fredie Delfín Avendaño, toda vez, que cuando fungió como docente en el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Oaxaca CECYTEO en Valle Nacional, Abel Alvarado se desempeñó como director general.

Cesar Amílcar contendió por la contraloría del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana en donde actualmente labora y con ello exterioriza falta de experiencia en materia de transparencia.

De acuerdo con información al interior del IEEPCO lo señalan como subordinado a Ericel Gómez Nucamendi operando favores electorales al interior del Instituto Electoral y que tampoco cumple con la experiencia en materia de auditoría o fiscalización. 

El historial de la tercera aspirante, Aurea Arellano Cruz,  también demuestra falta de compromiso en materia de transparencia porque pese a su nombramiento como Consejera Ciudadana del Instituto de Acceso de Información Pública  de Oaxaca IAIP jamás se presentó para rendir protesta en el recinto legislativo. 
  
Aurea Arellano Cruz
Así mismo, enfrenta señalamientos por su ausencia total en el IAIP y en consecuencia un desempeño gris por la falta de trabajo e interés por defender el derecho de los ciudadanos a la información pública.

Aurea Arellano Cruz se le relaciona con el actual Consejero presidente del Instituto Francisco Álvarez Figueroa quien busca otro voto para avalar acuerdos al interior del pleno.

Arellano Cruz, es investigadora de la Universidad de la Sierra Sur, doctora en Estudios Fiscales y actual integrante del consejo consultivo del IAIP, cuenta con nulo curriculum en transparencia.

Finalmente, la terna para ocupar el cargo de contralor el IAIP permanecen Lizbeth Liliana Sosa Bautista, Daysi Aracely Ortiz Jiménez y Alejo Esau Ramírez y para el Consejo Ciudadano están contemplados Aremi Velasco Morales, Lázaro Zarate Atanacio y Jessica Córtes Ruiz.

Sin embargo, Esaú Ramírez es ex titular de la Unidad Técnica de Vigilancia, Evaluación y Control de la Auditoría Superior del Estado, afín al grupo de los hermanos Félix y Rosendo Serrano de Morena y Daysi Araceli Ortiz Jiménez es colaboradora del ex edil de Pinotepa, Tomás Basaldú Gutiérrez y ex diputado del PRD.


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes