El cinismo “chairo” del clan Sosa Villavicencio


La lucha por la titularidad de la Defensoría de los Derechos Humanos  del Pueblo de Oaxaca DDHPO, exhibe el cinismo del clan Sosa Villavicencio para imponer a sus incondicionales desde el Congreso de Oaxaca.

La desvergüenza de Flavio Sosa “El demonio de Tazmania” y su hermano Horacio Sosa “El diputado ex convicto” consiste en impulsar el sueño rancio comunista de corte maoísta pero gozar de los beneficios del capitalismo. Chairos pues…

Flavio Sosa y Cesar Mateos. Foto: internet 
Acusados de poseer gasolineras en la entidad además de grandes porciones de terrenos en San Bartolo Coyotepec y viajar en camionetas blindadas, el Clan Sosa Villavicencio quiere colocar en la DDHPO a Cesar Mateos Benitez, conocido como “El Rayo”.

Este personaje, sujeto gris y carente de experiencia y formación en materia de Derechos Humanos, pero con alta carga de docilidad…el candidato perfecto para acceder al presupuesto de la Defensoría.

La chicanada jurídica de Adriana Gonzáles Guzmán de impugnar a consejeros y al Visitador General de la  DDHPO, al cuarto para las 12, sólo favorece a Cesar Mateos.

Valla inicio en la política de Eliza Zepeda, “domesticada” desde sus comienzos…

En fin, la claque guerrillera ya tiene a sus candidatos.

Pero los padres pro comunistas que fusionaron al catolicismo con el marxismo   como Arturo Lona Reyes también tienen a sus aspirantes, resalta Juan Rodríguez.
Bernardo Rodriguez Alamilla, es apoyado por Peimbert y los Murat.

Con este panorama ya se vislumbra el futuro de los Oaxaqueños: cinismo chairo…

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes