Obsesión por la limpieza

En la escuela nunca fui una buena estudiante, algo en lo que destacaba, porque desde niña siempre quise ser la mejor hija para que mis padres me quisieran,  era en la casa por ser la hija más hacendosa en las tareas domésticas, al principio mis padres se sentían orgullos de mí ya que limpiaba la casa, me daba vergüenza que la casa estuviera sucia, la cocina regada, los trastes llenos de residuos de comida con moscas, basura debajo de la mesa, sobre las sillas los pollos y gallinas, a parte que todo esto me daba vergüenza y asco, me preocupaba que iban a pensar, que iban a decir los demás de ver esto.
OBSESIÓN POR LA LIMPIEZA
Cuando mis padres recibían visitas y pasaban a mi casa pensaba que nos criticaban por ser sucios y desordenados, comenzaba a angustiarme pues mi deseo siempre fue que los demás hablaran bien de mí, lo que más anhelaba era que dijeran que éramos una familia limpia, ordenada, con una casa muy bonita llena de flores, una familia perfecta como las que pasaban en las novelas. Ahora me doy cuenta que siempre sentí preocupación y sufrimiento de que vieran como era en realidad mi vida. Me irritaban situaciones como que la mesa del comedor estuviera llena de trastes, cuando mis hermanos sacaban algo del refrigerador y no lo regresaban, llegaba a gritarles para que lo dejaran en su lugar ya que no me gustaba ver ese desorden, cuando veía recipientes destapados, inmediatamente pensaba que se iban a contaminar, cuando el refrigerador se lavaba y no se limpiaba bien me daba mucho asco, aparte pensaba que algún visitante podría abrirlo y ver que estaba sucio, mi enojo era tan intenso que me llevaba a agredir física y verbalmente a los demás. Siempre sentí que el tener todo limpio era quitarme una carga de encima, ya que la casa estaba barrida y trapeada, cuando esto sucedía no quería que los hermanos llegaran a ensuciar, no les permitía que lo hicieran, por lo que no les daba paso  y si me desobedecían les pegaba, después de la comida hacía que los comensales se levantaran rápidamente, no importando quien fuera, necesitaba que se levantaran para poner las sillas en su lugar, lavar la mesa, los trastes y trapear la cocina para que no hubiera moscas, por esta razón me regañaron en varias ocasiones, por mi forma tan grosera de ser; conforme paso el tiempo tuve más problemas con mi familia por lo mismo, porque siempre fui así, me obsesioné con la limpieza para que los demás hablaran bien de nosotros y sobre todo para no sentir vergüenza. Tuve mucho problemas con mis papás y hermanos no podía respetarlos y ellos se molestaban conmigo, incluso esta fue una de las razones por lo cual me corrieron de mi casa, hacía un gran alboroto porque mi familia ocupaba lo que limpiaba o arreglaba, en algún momento sentí que no era normal tener tantos problemas o hacer un drama con cosas tan insignificantes.
Llegó el momento de buscar ayuda debido a que vivía con mucha soledad, me sentía mal de discutir con mi familia y sobre todo el hecho de que debido a esta actitud ellos ya no estuvieran conmigo, así es como llegué al Movimiento Buena Voluntad 24 hrs. de Neuróticos Anónimos, en el grupo me di cuenta que el orden y la limpieza era mi problema, el cual tenía que solucionarlo ya que me había causado muchas molestias, no sabía que era una obsesión y porque razón quería todo limpio. El día de hoy hago mis quehaceres de la casa sin obsesionarme, sin dañar a mi familia,  ya no les grito ni peleo con ellos, ahora puedo disfrutarlos y realizar las tareas domésticas por el gusto de servir.
Anónimo



SERVICIOS GRATUITOS:
  • Servicio telefónico las 24 hrs.
  • Guardería
  • Casa-hogar
  • Visitas domiciliarias
  • Neur-a-teen
  • Juntas a instituciones

Página web:

Correo electrónico:

OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACA
Margarita Maza de Juárez No. 218, Centro Oaxaca
Tel. 951- 51-3-02-80

GRUPO B.V.  24 HORAS COL DEL MAESTRO
Eduardo Vasconcelos No. 345, Col. Del Maestro, Oaxaca,
Oax. Tels. 54 9 17 61

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes