Empresas outsourcing; el flagelo laboral

Agencias

En Oaxaca, este régimen de subcontratación laboral denominado jurídicamente “tercería de prestación de servicios” ha ido aumentando de acuerdo con cifras de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El outsourcing es una práctica utilizada por el sector empresarial a costa de evadir algunas responsabilidades patronales.

Para que el outsourcing exista – menciona el laborista Marcelo Saavedra – son necesarios dos elementos importantes: la empresa contratada que ofrece sus servicios y la empresa que contrata estos servicios. Así pues, la empresa contratada va a realizar determinada labor que debería depender directamente de la empresa contratante, con la finalidad, en teoría, de lograr una mayor eficiencia en sus procesos de trabajo.

Señala que esta modalidad es utilizada principalmente por las empresas medianas y grandes, pues comúnmente se trata de que la empresa contratada va a emplear al personal que realizará labores en beneficio de la empresa que contrata, ocasionando que el sector empresarial evada algunas responsabilidades laborales para con los trabajadores contratados.

En esta práctica los servicios de apoyo no tienen relación directa con el producto o servicio que se ofrece, es decir, comúnmente los empleados contratados no llegan a conocer a sus verdaderos patrones, asegura Saavedra.

Algunas de las razones por las que las empresas argumentan recurrir a esta practica son la concentración del capital, reducción de egresos, mejor calidad del producto ofrecido, personal altamente capacitado y una mejor disposición de los fondos. De acuerdo con el Censo Económico 2013 del INEGI, los sectores que más realizan la tercería de prestación de servicios son la minería, el comercio, manufacturas, transportes, correos y almacenamiento.

El mismo estudio revela que en Oaxaca el outsourcing ha ido aumentando, pues en el 2008 se registraron 2 mil 375 personas ocupadas no dependientes de la razón social, es decir, de la empresa contratante, mientras que en el 2013 la cifra se reportó en 3 mil 305 personas, arrojando en este lapso una tasa de crecimiento del 39.2%, reflejándose actualmente en un crecimiento anual del 6.8% de trabajadores contratados vía tercería de prestación de servicios.

EL oursourcing se incorporó a la Ley del Seguro Social en 2009 con el objetivo de permitir a una empresa delegar funciones que no se relacionan directamente con la finalidad de la misma, por ejemplo, labores de limpieza o vigilancia, sin embargo, las empresas hicieron uso de esta practica para evadir obligaciones patronales y menoscabar derechos laborales.

El laborista, advierte a la ciudadanía no dejar de exigir derechos que por ley le corresponden, pues al ser parte de la contratación por tercería, debe existir obligatoriamente un contrato escrito por la empresa contratante, enlazando a la empresa que contrata, motivo por el cual en ningún momento se debe negar antigüedad, aguinaldos, seguridad social, infonavit, vacaciones ni prima vacacional.
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes