Oscura administración de Fausto Díaz Montes

FOTO: INTERNET

Armando Chávez/URBANO
 Ante la cerrazón y despotismo del edil de Tlacolula de Matamoros Fausto Díaz Montes por atender la problemática del transporte mañana será bloqueada la carretera así como calles de esa comunidad por transportistas.  Así lo dio a conocer hace unos momentos Fortino Castellanos Pérez, líder de transportistas.
Acusó a Fausto Díaz Montes de irresponsable ya que se esconde en sus oficinas para no atender a los transportistas.  Por ello han determinado bloquear los accesos a la comunidad así como el palacio municipal a partir de las siete de la mañana hasta que el presidente municipal los atienda y de solución a las demandas que le han sido planteadas mediante escritos con anterioridad.
Al igual que en la metamorfosis, Fausto Díaz Montes transmutó de simple académico del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) a empresario de la educación, quien hoy sin importarle recurrir al doble discurso y fraude, pretende en los próximos tres años, agazapado en la figura de munícipe, construir su gran negocio: la Universidad Intercultural de Tlacolula de Matamoros.
En menos de ocho años, Fausto Díaz Montes pasó de sociólogo en la UABJO a Subsecretario de Desarrollo Municipal de la Secretaría General de Gobierno, posteriormente a Director de Educación Media y Superior en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), para finalmente culminar como Presidente Municipal de Tlacolula de Matamoros, emanado del PAN, informó el periodista Gildardo Mota.
Aún sin asumir constitucionalmente la presidencia municipal de Tlacolula de Matamoros, Díaz Montes, en calidad de presidente electo, organizó en septiembre de 2016 una rifa para recaudar fondos para la compra de terrenos denominados “El Zapote”, que se ubican en la parte suroeste de este municipio, en donde se pretende edificar las instalaciones de la Universidad Intercultural.
El 19 de septiembre de 2016, Díaz Montes conformó y tomó la protesta a los integrantes del Comité Pro-Fundación de la Universidad Intercultural de Tlacolula, cuya representación casualmente la encabeza su esposa, María de Fátima García León, por cierto ex Directora del DIF estatal durante el Gobierno de Gabino Cué Monteagudo.
Conforman el resto del citado Comité Pro-Fundación: Jorge Armando Fernández Morales, suplente de la Presidencia; Leticia T. López Allende, Secretaria; Simeón Hernández Marcial, suplente; Pedro López Pérez, Tesorero; Reynaldo Aquino Jiménez, suplente, todos ellos cercanos al hoy presidente municipal de Tlacolula, Fausto Díaz Montes.
Según la estrategia de Díaz Montes, el Comité Pro-Fundación sería el organizador de la rifa que se realizó el 25 de diciembre de 2016, la cual contempló los siguientes premios: primer lugar, camioneta Nissan estaquitas; segundo lugar, vehículo Tsuru; tercer lugar, una cuatrimoto marca Italika; cuarto lugar, pantalla de 60 pulgadas y quinto lugar, pantalla de 55 pulgadas.
El proceso de la premiación fue desaseado, pues sólo entregaron el Tsuru y las dos pantallas, no así la camioneta Nissan y la cuatrimoto, pese a que la Ley Federal de Sorteos establece que los premios que no obtuvieron ganador deben pasar al fondo del Gobierno, los organizadores de la rifa guardaron silencio desde diciembre y mantienen en “secreto” el destino de la camioneta y la cuatrimoto.
De acuerdo a fuentes cercanas al Comité organizador de la rifa, el matrimonio conformado por Díaz Montes y García León, pretendían recaudar cerca de cinco millones de pesos, para lo cual ofertaron cada boleto en 500 pesos, sin embargo, sólo lograron obtener cerca de dos millones de pesos, de los cuales destinaron 600 mil para la compra de los premios.
En su paso como Director de Educación Media y Superior del IEEPO, Díaz Montes aprovechó el cargo para gestionar la clave de la Universidad Intercultural de Tlacolula -institución educativa de carácter privado que pretende operar antes de 2019-, por lo que ahora en calidad de munícipe de Tlacolula realizará todo tipo de argucias para financiar la construcción de la misma, cerrando así un gran negocio a expensas de la educación, como lo han hecho en la ciudad de Oaxaca algunos curas, abogados y políticos de partido.
La Universidad Intercultural de Tlacolula es un gran negocio de Fausto Díaz Montes y María de Fátima García León, quienes ya revelaron sus verdaderas intenciones al argumentar que no se vendieron los boletos del primer y tercer lugar de la rifa, intenciones que ya observaron y descubrieron los pobladores del citado municipio.
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes