La rebeldía de Eufrosina Cruz

FOTO: INTERNET

Eufrosina Cruz Mendoza, actual diputada local y coordinadora de la fracción parlamentaria del PAN en la LXIII legislatura, arrastra un oscuro pasado por señalamientos de pedir “moches” a empresas constructoras.
Así lo reveló la investigación periodística de Gildardo Mota que a través de su asesor Lenin López Cruz y la secretaria, Erika Luis Nicolás, Eufrosina Cruz Mendoza, en calidad de integrante de la entonces LXI Legislatura Local lucró con acciones del Programa Fideicomiso de Desarrollo Municipal -hoy desaparecido-.
Al respecto Luis de Guadalupe Martínez, presidente estatal del PAN condenó el abuso de los gestores de obra pública en el cobro de sus comisiones que ascienden en algunos casos hasta el 40 por ciento del monto total.
Sin embargo este fenómeno –pedir moches- es característico del Partido Acción Nacional, a pesar que su dirigente Ricardo Anaya exija cárcel, desde 2016, a los corruptos conforme al sistema nacional anticorrupción.
El doble discurso consiste en gastar dinero para promocionar a su líder y en otras producciones audiovisuales para redes sociales, en vez combatir la corrupción al interior del propio partido respecto a las denuncias por pedir “moches”.
Es el caso de Luis Alberto Villarreal, exdiputado federal, nombrado consejero nacional del PAN acusado de organizar cobros de moches y que apareció en un video escándalo con bailarinas pagadas.
Villareal representa a los panistas de su natal Guanajuato, está asociado con los moches de alcaldes panistas a cambio de asignaciones presupuestales. Sólo el de Celaya recibió 160 millones de pesos a cambio de una comisión de 35 por ciento y la contratación de determinada constructora.
Con cinismo, Villarreal anunció sus deseos por competir como candidato a gobernador en 2018 asegurando: “ni me voy a bajar, ni voy a negociar, fui diputado, fui senador, fui alcalde, coordinador de los diputados”.
En Oaxaca Eufrosina Cruz Mendoza es señalada por haber sido beneficiaría durante su gestión como diputada local con millonarios contratos de obras públicas municipales.
Cruz Mendoza enfrenta señalamientos por defraudar a autoridades municipales y empresarios de la construcción, a quienes a través de Lenin López Cruz exigía comisiones que oscilaban entre los 20, 100 y hasta 200 mil pesos por el hecho de gestionar una obra pública con recursos del  Programa Fideicomiso de Desarrollo Municipal (FIDEM) para determinado municipio o por asignar el contrato de obra, esto último en el caso de las empresas según publicó el portal de noticias Oaxaca Político. en http://oaxacapolitico.com/oaxaca/opinion-la-pluma-de-oaxaca/la-pluma-de-oaxaca-32
De acuerdo con el portal de noticias, el señalamiento se desprende de copia de talones de cheques con montos de 20 a 50 mil pesos que se entregaban a Erika Luis Nicolás, secretaria de Cruz Mendoza, en tanto que montos que superaban los 100 mil pesos, se entregaban en efectivo a Lenin López Cruz.
El monto de cada obra gestionada ante del FIDEM representaban una inversión que oscilaba entre los 2 y 3 millones de pesos, según el perfil de la acción a ejecutar, el contratista que supuestamente favorecía la diputada en referencia, tenía la obligación de entregar a López Cruz el 20 o 25% del monto de la misma por concepto de comisión.
Entre las obras financiadas con recursos del FIDEM y que presentaron anomalías se encuentran los casos de los municipios de Sitio Xitlapeua, San Lucas Quiavini, San Jerónimo Tlacochahuaya, Santa Ana Miahuatlán y San Mateo Río Hondo.

En el 2010 Cruz Mendoza fue señalada por la ex diputada panista Martha Patricia Campos por tráfico de influencias al adjudicarse de manera directa obras públicas de 30 localidades oaxaqueñas.
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes