Provocación de la CNTE y normalistas, busca muertos

DETRÁS DE LA NOTICIAAlfredo Martínez de Aguilar




¿Cómo en las novelas policíacas clásicas a quién beneficia reincendiar Oaxaca? ¿Quiénes han sido los grandes beneficiarios de los prefabricados conflictos de 1976-1977, 2006 y 2016?
Nada mejor para saber quién o quiénes son los grandes ganones históricamente de los incendios políticos en Oaxaca que seguir la huella del dinero. Ha producido enormes fortunas.
Salvo los presidentes y gobernadores, y los Secretarios de Hacienda, Gobernación y Educación Pública, nadie conoce a ciencia cierta el monto del escandaloso saqueo multimillonario del presupuesto destinado, particularmente, a la educación en Oaxaca, pero también a salud.
La cíclica historia negra de Oaxaca empieza a repetirse en periodos cada vez más cortos.
El gobernador Alejandro Murat ha empezado a caminar sobre el filo de la navaja de doble filo. El mayor problema que enfrenta el mandatario estatal es luchar contra enemigos y traidores. Ahí están unos y otros a la vista de todos los oaxaqueños. Sus nombres son de sobra conocidos por sus acciones.
Dada la genial perversidad de dichos siniestros personajes, no se descarta que su mano negra mece la cuna de la violencia y provocaciones de la Sección XXII de la CNTE y de los normalistas.
El objetivo, sin duda, es descarrilar la Reforma Educativa en Oaxaca y que el multimillonario presupuesto canalizado a la educación siga siendo botín de las mafias políticas que manipulan al Cártel de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.
A ello obedece recuperar la bilateralidad de la doble negociación entre la Sección XXII de la CNTE con la Federación y el Gobierno del Estado, además de garantizar impunidad total a los delincuentes magisteriales sin importar que sean secuestradores vinculados a la guerrilla.
Y para ello, nada mejor que jugar con el fuego de la violencia y las provocaciones en busca de la utilización de la fuerza pública en contra de los activistas y milicianos magisteriales y normalistas, que será enarbolada como represión como, de hecho, ha empezado a ocurrir.
En otras palabras, urgen enfrentamientos con la Policía que dejen, otra vez, una secuela de muertos y heridos que, nuevamente, serán convertidos en mártires de la lucha revolucionaria por la instauración del socialismo, a través de la Comuna Oaxaca.
Y para alcanzar este nefasto objetivo nadie mejor que el nuevo secretario general de la Sección XXII de la CNTE, Eloy López Hernández, con amplia experiencia en acciones subversivas, en virtud que es egresado de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.
Todas estas acciones están íntimamente vinculadas con el futurismo político-electoral de la madre de todas las elecciones, los comicios presidenciales de 2018, que no ganará Manuel Andrés López Obrador.
Sin embargo, su innegable crecimiento permitirá al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) negociar importantes plazas como el municipio de la capital oaxaqueña. Al tiempo.
El ‘fuego amigo’ ha empezado a utilizar las columnas de trascendidos de los diarios que se editan en la Ciudad de México sobre el supuesto choque de trenes entre el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, y el gobernador Alejandro Murat por el control del IEEPO.
El motivo del aparente conflicto es la salida del director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Germán Cervantes Ayala, cuyo tiempo como representante pareciera que llegó a su fin, a menos que Aurelio Nuño le sostenga contra viento y marea.
Con justa razón Samael Hernández, experto en educación, observa que los acuerdos tomados por la Plenaria del 30 de marzo, dan extraña prioridad al desconocimiento del director del IEEPO y en la asamblea estatal del 1 de abril, se incluyó al secretario general. 
Integrantes de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquearon cinco accesos importantes en Valles Centrales al cumplirse el emplazamiento que hicieran al Gobernador del Estado para sostener una mesa de diálogo de carácter resolutivo.
Los activistas y milicianos bloquearon los cruceros de Hacienda Blanca, Cinco Señores y del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), en el Cerro del Fortín, y en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, a la altura del Monumento a Benito Juárez.
El secretario general de la Sección XXII, Eloy López Hernández informó que el gobernador Alejandro Murat no había llamado a la comisión política del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación (MDTEO), envió a un funcionario menor para proponer una mesa de diálogo con el director general del IEEPO, Germán Cervantes Ayala, y el Secretario General de Gobierno, Alejandro Avilés Álvarez, pero la resolución en su última asamblea fue clara, que desconocían a esos funcionarios como interlocutores.
“Para la Sección 22, ellos ya no existen, exigimos la mesa de alto nivel con Alejandro Murat y que sea de carácter resolutivo, queremos que se dé cumplimiento al acuerdo del día 7 de diciembre, los temas ya son conocidos”, destacó el dirigente magisterial.
Recordó que Germán Cervantes y Alejandro Avilés habían acordado que tendrían que salir los pagos de los regularizados a más tardar el 30 de marzo, no se cumplió, Avilés se había comprometido con los jubilados que también tendrían sus bonos para el 20 de marzo, tampoco se cumplió.
“Tenemos los temas de los normalistas, de presos políticos, jubilados, regularizados, que se quedaron en tránsito, se dio la dilatación y nunca hubo respuestas concretas. Exigimos una mesa de diálogo al gobierno con presencia de Alejandro Murat y que esta mesa sea de carácter resolutivo”; precisó.
Los activistas retuvieron 22 unidades de transporte entre ellos dos pipas de doble remolque con 80 mil litros de material peligroso que fueron utilizadas para bloquear el crucero de Cinco Señores y el IEEPO para obligar al gobierno de Murat a dar respuestas con carácter “resolutivo”.
La Comisión Política definió realizar estas acciones políticas por la “falta de seriedad del gobierno” de Alejandro Murat, quien ya tuvo que cancelar dos actividades en la región del Istmo de Tehuantepec por el “boicot” acordado por la asamblea de la Sección XXII.
A su vez, el miércoles los normalistas se trasladaron desde temprano en seis autobuses de transporte urbano que fueron retenidos para bloquear el centro comercial de la Macroplaza para exigir plazas de maestros.
Maestros de la Sección 22 de la CNTE lograron su objetivo de “boicotear” ayer los eventos del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien canceló dos actividades programadas para este jueves en Palacio de Gobierno y otro en Jalapa del Marqués, en el Istmo de Tehuantepec.
Pese a que el gobierno del estado accedió a reiniciar las mesas de negociación este viernes a partir de las 10:00 horas, luego que los maestros “sitiaron” a la capital del estado, la Sección XXII realizó movilizaciones en el Istmo de Tehuantepec y en Valles Centrales para impedir que el gobernador realizará su agenda de actividades.
El líder magisterial Eloy López Hernández y el secretario de Organización, Genaro Martínez Morales convocaron a los maestros del Istmo a realizar una “concentración representativa regional a partir de las 09:00 horas del horario de la resistencia en Santa María Jalapa del Marqués donde se realizaría un importante anuncio sobre la sequía que asola a la entidad.
Antes, el Palacio de Gobierno se blindó con equipo antimotines para el evento programado a las 10:00 horas con el director de Liconsa Héctor Pablo Ramírez Leyva donde se incorporarán 161 municipios de Oaxaca al programa de litro de leche con costo de un peso, sin embargo, ante la concentración de maestros, el gobierno del estado decidió cancelar esa reunión para evitar un enfrentamiento.
Con estas acciones, maestros de la Sección 22 han obligado al gobernador Alejandro Murat a cancelar cuatro actos oficiales en cumplimiento a los acuerdos de la asamblea estatal del uno de abril.
Exigen “una verdadera mesa de negociación con carácter resolutivo en el ámbito político, laboral, social, administrativo y de justicia por la masacre de lesa humanidad ocurrida en Asunción Nochixtlán, de lo contrario, no nos sentaremos solo a “dialogar” con este gobierno”.
Y advirtieron que “no permitiremos más dilaciones ni mesas simuladas que sólo sirven para administrar los problemas que ha ocasionado el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) en las escuelas del Estado, así como los funcionarios de papel y sin carácter resolutivo con los que cuenta este gobierno”.
Ahora, piden la renuncia del secretario general de Gobierno, Alejandro Avilés Álvarez y del director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Germán Cervantes.


alfredo_daguilar@hotmail.com director@revista-mujeres.com@efektoaguila

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes