Con la “evaporización” del fondo de Pensiones del Municipio de Oaxaca de Juárez, Morena fortalece sus reales rumbo a los comicios de 2018 con el único candidato con más de 10 años de campaña política.


La opacidad en la administración tricolor de Javier Villacaña Jiménez ha provocado que  los sindicatos exijan el pago de finiquito así como los ahorros de los trabajadores que ascienden a poco más de 27 millones de pesos.


El silencio cómplice de la Secretaría General de Gobierno que dirige Alejandro Avilés Álvarez abandona a José Antonio Hernández Fraguas a su suerte. La exigencia sube de tono con el bloqueo de las calles aledañas al palacio municipal capitalino.


El choque de fuerzas internas del PRI evidencia una fractura política de cara al proceso electoral para elegir al presidente de la república con una percepción ciudadana negativa; harta de discursos demagógicos que anuncian cambios pero todo permanece igual.


Los ex gobernadores de Veracruz y Quintana Roo continúan sin castigo, el daño al erario público se encuentra impune hasta el momento, sólo fueron expulsados del partido y ya no podrán competir por cargos de elección popular. Ni falta les hace.


El destape de la cloaca respecto al manejo de los recursos de los trabajadores es la punta del Iceberg de la corrupción y desvío de bienes públicos.


Por eso MORENA es patrocinado por el PRI Oaxaca