Olvidan pactos con policias de Oaxaca

A más de un año de las protestas de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca que exigían cuentas a los mandos por señalamientos de corrupción, adeudos de bonos y aguinaldos, y armamento en mal estado, los problemas persisten.

De acuerdo con diversos datos, los problemas originados en la SSPO apuntan como responsable a la Oficial Mayor Zory Marystel Ziga Martínez, señalada por realizar compras fantasmas así como de mantener un grupo de 35 aviadores en el C4, de donde mensualmente percibe aproximadamente medio millón de pesos.

La falta de mantenimiento del parque vehicular, la falta de dotación de uniformes así como enseres para que los uniformados combatan al crimen son declarados en papel sin que se materialicen son una constante.

La huelga de los elementos de la SSPO en los primeros meses de 2021, se encuentra latente, esto, porque a pesar el cambio de titulares en la dependencia, la oficial mayor permanece con señalamientos de corrupción.

Esto, por la falta de cumplimiento de los acuerdos firmados para terminar con el paro de policías en 2021, ya que los funcionarios que pactaron dichos compromisos ya no están en los cargos, lo que deja en estado de vulnerabilidad a los elementos activos.

Por ejemplo, trabajadores de la SSPO, revelaron que los riesgos de trabajo por muerte se contabilizó en años pasados en 400 mil pesos más 45 mil pesos de gastos funerarios; muerte natural 200 mil y 45 de gastos fúnebres.

Hoy con las nuevas políticas los riesgos de trabajo por muerte es evaluada con 450 mil pesos y 50 de gastos funerarios  es de 250 mil pesos y 50 de gastos funerarios.

En 2020, esa dependencia encabezada por Raúl Ernesto Salcedo Rosales, recibió mil 475.7 millones de pesos. Aún con esa cantidad, la tropa acusó que la institución no dio mantenimiento a las cámaras de seguridad, a los vehículos operativos ni a las armas de cargo.

Para 2021 tuvo programado un presupuesto de 646.5 millones de pesos.

Los oficiales del C4 revelaron a REFORMA que cuentan con unas 500 cámaras, de las cuales sólo 350 están prendidas y la mitad de ellas otorgan imágenes de muy baja calidad, que dificultan la prevención y las investigaciones de los policías ministeriales.

Además, criticaron que dejaron de pagar bonos, aguinaldos y viáticos. Incluso, sólo otorgaron 10 litros de gasolina a las patrullas operativas para sus recorridos.

"Ahora con el otorgamiento de menos recursos, van a poner más trabas administrativas para dar mantenimiento a los equipos y pagar nuestras prestaciones, por ejemplo, no tenemos uniformes nuevos desde hace dos años, están todos percudidos y descoloridos por el sol", advirtió un oficial operativo.

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes