Prisa

 Las personas con la enfermedad de la prisa viven con constante estrés, preocupación, ansiedad e irritabilidad. Esta afección no ha sido catalogada como una condición clínica distintiva. No obstante, los cardiólogos Meyer Friedman y Ray Rosenman, en líneas generales, definieron la enfermedad de la prisa como una lucha crónica e incesante para lograr más y más cosas en menos tiempo. Las personas con esta condición suelen hacer multitareas de forma apresurada, intentan ahorrar el tiempo al máximo y se sienten irritables cuando presentan retrasos.




PRISA


Desde niña cuando me levantaba en las mañanas, me daba mucho coraje, porque habían muchas cosas que hacer, por ser una de las hermanas mayores, mi mamá me daba responsabilidades, desde ayudarla en los quehaceres de la casa, la escuela, así como apoyar a papá en labores del campo, a primeras horas del día, me sentía preocupada por todo lo que tenía que hacer; cuando lavaba los trastes lo hacia rápido, me preocupaba por terminar rápido porque que eran muchos ya que posteriormente debía prepararme para ir a la escuela. Recuerdo que, al darle de comer a mis hermanos pequeños, me desesperaba por que no se apuraban a comer, en ocasiones tiraba un poco de lo que les estaba dando o también si me agradaba la comida me la comía para avanzar, y así decirle a mamá que ya había terminado; cuando no se apuraban les pegaba o los empujaba, del coraje por que pensaba que por tener que atenderlos no tenia tiempo de jugar, como muchos niños de mi edad. 


Cuando mi papá me mandaba al campo y decía lo que teníamos que avanzar, lo primero que pensaba era, no vamos a terminar hoy, quería acabar rápido para poder llegar a la casa, ya que además de ir a trabajar al campo debía realizar tareas de escuela y seguir apoyando en casa, es por esto la preocupación, llegaba la hora de comer y daba coraje por tener que comer, y siempre comía rápido para no perder el tiempo, a veces estaba comiendo y trabajando con la finalidad de avanzar. Constantemente me sentía irritada por tener tantas cosas que hacer, y sobre todo porque no tenia tiempo para descansar, al escuchar a mis papas decir que teníamos que trabajar porque no había dinero para comer y todo lo que se necesitaba, me causaba enojo. Mi papá decía que teníamos que aprovechar el tiempo y mientras trabajábamos en casa o en el campo teníamos que repasar los temas que veíamos en la escuela, ya que no había tiempo para dedicarle al estudio únicamente. En ocasiones quería que pasara rápido el tiempo para ya ser adulto y no tener las responsabilidades que en ese momento realizaba.


Cuando comencé a estudiar una carrera profesional, de igual forma sentía que debía apurarme, me bañaba, comía, realizaba mis tareas de la escuela y caminaba de prisa, siempre me toco tener que trabajar para poder pagar mis estudios y pensaba que no tenia tiempo, nunca me di la oportunidad de hacer amigos en la escuela, ni en el trabajo, mucho menos de salir a divertirme. Aún estudiaba cuando decidí ir a vivir con mi novio y una de las cosas que me enojaba es que al salir juntos no caminaba rápido, y siempre me adelantaba y me decía que caminara despacio, pero para mí era imposible, le decía que si caminaba despacio me daba sueño. Llegue a tener dos trabajos, uno de lunes a viernes y otro de fines de semana, por la urgencia de tener dinero para comprar el terreno y construir mi casa, terminar mis estudios y a temprana edad tener ahorrado mucho dinero y para así poder disfrutarlo ya sin tener que trabajar; siempre me sentía irritable y cansada, constantemente agredía verbalmente y físicamente a mi esposo al llegar a casa.


Decidí buscar ayuda en el Movimiento buena voluntad de Neuróticos Anónimos, a los 23 años de edad, porque sentía mucha desesperación, ya había gastado mucho con los médicos y el ultimo médico especialista que visite me realizó diversos estudio médicos y al ver estos me dijo que no tenía ninguna enfermedad física y que mi problema era psicológico, me sentía muy desesperada sin saber que hacer o a donde acudir; una persona que visitaba me hablo del movimiento Buena voluntad de Neuróticos anónimos, me dijo que asistiera ya que ahí habían ayudado a su hija; lo que hizo quedarme en la terapia, fue ver a mi esposo desesperado sin poder apoyarme con todos mi problemas físicos y mi mal carácter.


Al asistir a la terapia del Movimiento Buena Voluntad de Neuróticos Anónimos, poco a poco me di cuenta que por realizar mis actividades de prisa, nunca había podido disfrutar ninguna etapa de mi vida, y sobre todo me causo mucha frustración; hoy puedo disfrutar las actividades que realizo diariamente, la convivencia con mi esposo ha mejorado, y mis enfermedades fiscas desaparecieron. 


       

                         

Anónimo 

SERVICIOS GRATUITOS:

  • Servicio telefónico las 24 hrs.

  • Guardería

  • Casa-hogar

  • Visitas domiciliarias

  • Neur-a-teen

  • Juntas a instituciones


Página web:

www.neuroticosanonimosbvoax.org.mx


Correo electrónico: 

grupobvoaxaca@hotmail.com

OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACA

Margarita Maza de Juárez No. 218, Centro Oaxaca

Tel. 951- 51-3-02-80


GRUPO B.V 24 HRS. COL DEL MAESTRO

Eduardo Vasconcelos No. 345, Col. Del Maestro, Oax.

Tel. 951 1683438


www.facebookResultado de imagen para logos de redes sociales          Movimiento-Buena-Voluntad-24-Horas-de-Neuróticos-Anónimos-Oaxaca

Resultado de imagen para logos de redes sociales

www.twitter           BV Neuróticos Anónimos Oaxaca 


www.instagram      nabvoaxacaResultado de imagen para logos de redes sociales


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes