México encontró oro blanco, pero seguiremos atados al pasado// Columna: A decir verdad

 A decir verdad 


México encontró oro blanco, pero seguiremos atados al pasado.


Por: Rubén Iñiguez.


Una fábula. En los días de la creación los ángeles estaban repartiendo bienes por el mundo. Llegó el turno de México, y Dios ordenó a ese país…hay que darle oro, plata, zinc, cobre….y  volando van los seres alados a repartir. Luego, Dios le ordenó a otros emisarios: Y denles petróleo, bastante, 10 mil kilómetros de litoral, peces, agua, viento, y mucho sol desde desierto a sol tropical….y dónde esta el ángel del Uranio,  y vegetación exuberante, especies naturales de todos tipos…



Arcángel Miguel atento le dijo: “Señor, creo que ya te pasaste, a ese país le has dado de todo, es un cuerno de la abundancia”. El Señor sonrió porque lo sabe todo y le dijo: “No Miguel, le contestó el Creador, es que en ese país tendrá como presidente a AMLO y no les va a alcanzar”.


Resulta que hoy en tiempo del COVID-19 nuevamente México recibe un enorme presente que asombra al mundo. Una fabulosa reserva de oro blanco… No, no es la cocaína, se trata del Litio. El mundo nos mira con asombro, y que suerte tan fantástica tiene este presidente populista y mentiroso, cuando su nave se hunde llega un tesoro, la rueda de la moraleja, nos va a enseñar que si no tenemos la inteligencia necesaria,  de nada de nos va a servir...


LA BUENA NOTICIA 

Financial Times publicado por Milenio dice: “El Litio está de moda en el mundo, requerido para fabricar baterías recargables, la demanda se multiplicó con el auge de computadoras portátiles y smartphones. La demanda de los nuevos autos eléctricos preveen que las ventas anuales lleguen a 100 mil millones de dólares en el 2029; y alrededor de 130 mil millones de dólares para el 203O según datos de Bloomberg Energy Finance.


El Tesoro se encuentra en Sonora, en Bacadéhuachi, en la sierra alta. Bacanora Litium, de Canadá y la china Ganfeng desarrollan el proyecto Sonora Lithium, con reservas probadas de 243.8 millones de toneladas de Litio, con esa cifra, México se pone a la cabeza de los nuevos ricos, superando a Bolivia, con su yacimiento de Salar de Uyuni, con 21 millones de toneladas.


Statista portal alemán de datos y estadística reporta: Primer lugar Australia produce 51,000 toneladas, seguido por Chile, con 16 mil toneladas, China 8 mil, y Argentina 6,200 toneladas.

Si bien las reservas mexicanas no han sido certificadas, según Minning Technology, es el mayor depósito del mundo en Sonora. Bacadéhuachi pronto será nombrada en todo el mundo, y los inversionistas mundiales están prestos a traer el dinero para invertir en la “piedrecita” nomenclatura LI, peso atómico 3, alcalina, color blanco o plata, que se oxida rápidamente con el aire o agua. Los gobiernos de los países  buscan aprovecharlo, desplegando estrategias.

Con todo y COVID-19 se espera arrancar en Sonora con 17,500 toneladas de Litio con una inversión de 420 millones de dólares. Para el 2026 serán 35 mil toneladas con una inyección de 380 millones de dólares más. La tonelada de litio se estabilizará desde 2019 sobre 10 mil 500 dólares la tonelada.


DECISIONES INTELIGENTES

La idea es excelente, la prosperidad de Sonora y de México a la vista, pero hay que jugar bien las cartas. En México por el alto desarrollo de la industria automotriz, es más fácil que se logre su industrialización, más que en el triángulo del Sur, (Chile, Argentina y Bolivia) que pese a que lo han intentado, exportan materia bruta y se atoran con legislaciones o ideas anticuadas.

En México, el camino de los expertos es que se busque hacer un nuevo valle del litio, que no existe en el mundo, análogo al Valle del Silicón de California. Es decir no vender materia prima sin procesar, sino esforzarse por tener trabajo agregado en el proceso, vender y exportar productos terminados. Es una coyuntura de oro blanco extraordinaria.


El camino está en atraer más empresas inversionistas y empresas que procesen en México productos de litio. Sin embargo, en países sudamericanos la legislación minera es obsoleta, y parte de la base de que todo producto bajo tierra, es propiedad del Estado. En México eso sucede con el artículo 27 Constitucional. Los expertos ven muy pausado al gobierno mexicano actual para atender este asunto del Litio.


AHORA LAS MALAS NOTICIAS: MORENA Y AMLO. 

Prácticamente el presidente no sabe que existe el Litio, pero los senadores de Morena si y se han preocupado por redundar en el tema de la propiedad del recursos en manos del Estado. La propuesta absurda que discurrieron los morenistas del senado es: “LA NACIONALIZACION DEL LITIO” Se acabó la bonanza, que apenas empezaba.

Prácticamente acaban de llegar los primeros inversores y ya se les asusta con la bandera de la expropiación. México NO tiene los recursos necesarios para explotar por su cuenta el Litio. La verdadera tarea debe ser implementar todo tipo de industria para agregar mano de obra y tecnología mexicana a productos industriales de Litio. La misión del gobierno, será propiciar el desarrollo, la seguridad jurídica, y canalizar los recursos de los impuestos muchos y bastantes, al desarrollo de una región olvidada de Sonora.


Sin embargo, seguimos atados al pensamiento rígido de marxistas, que solamente se sigue en Venezuela o Cuba. La propiedad del metaloide no es de otro dueño que la nación, pero resulta absurdo pensar en nacionalizar, cuando apenas va a llegar una lluvia de dólares para crear fuentes de trabajo.


El caso del petróleo, obsesión presente todavía como resultado del pasado en el presidente López Obrador,  evidencia el gran error del pensamiento retrógrado. México se ha empeñado en tres mega tareas de dudoso alcance: El tren maya que los expertos insisten en que no podrá ser como lo imaginan, la refinería que va a tardar y costar más del tiempo propuesto.

Y el aeropuerto de la necedad, el de Santa Lucía, en que hasta le resultan esqueletos de Mamuts y Camellos de períodos prehistóricos, cerros atravesados, además de que no será completamente manejado por la aeronáutica civil.


El gobierno se encuentra actualmente  sin dinero, ya hecho mano de los fondos de estabilización que le heredaron los corruptos del pasado, y 300 mil millones de pesos se han ido, sin ver una obra pública terminada de ninguna especie. Pura incompetencia o corrupción también en la 4T.


La recaudación fiscal va por debajo de lo previsto, y AMLO se ufana del precio del petróleo de 40 dólares por barril, que dudosamente pagan el costo de sacarlo de las entrañas de México.

AMLO no entendió cuando expertos estadounidenses y españoles, le recomendaron crear Solarmex, en lugar de Pemex. Hoy hemos comprobado los dividendos que están ganando las energías limpias en todas partes del mundo, en tanto que en México, pretendemos “combatirlas” como entes del conservadurismo sin considerar que rescatan el medio ambiente.


Si ese tesoro se manosea por manos de políticas intervencionistas del gobierno populista, o se pretende crear una paraestatal para su explotación, una Lithiumex, vamos a hundir la prosperidad bajo el influjo de principios económicos marxistas, que parece solamente los creen en Cuba y Venezuela, como dogmas religiosos y que no funcionan a lo largo de la historia.

El pésimo creador de riqueza que es el Estado, sea cubano, venezolano, nicaragüense, o mexicano, por el devenir de la historia, hasta Rusia se convirtió en capitalista.


Vietnam, el héroico que sufrió una guerra larguísima primero contra Francia, posteriormente contra los Estados Unidos,  siendo bombardeado intensamente en fases de guerra que  tuvieron escaladas intermitentes, son ahora feroces capitalistas, con hotelería de lujo, complejos industriales, miles de turistas de todo el mundo, empresas norteamericanas que usan el sistema de fabricar a menor precio ahí que en los Estados Unidos, con autos Premium, de Mercedes, Audi, Aston, Porsche y Ferraris que conducen los vietnamitas con orgullo. “Ser rico es glorioso” dijo en China Roja Deng Xiao Ping, marcando el camino del capitalismo.

En tanto Cuba sigue como parásito, que se encaja como garrapata para chupar sangre en tanto siguen con sus ciudades en ruinas, -sin haber sido bombardeados- alegando el bloqueo yanqui para creer en el mito socialista,  así como para tener demonios que conjurar en su fracaso, a los cuales culpar de la miseria y el hambre.

Esta rigidez del pasado, es lo puede exponer a que malogremos un regalo inmenso, que somos capaces de desperdiciar. Pemex, jamás reportó beneficios a la población en general, nunca nos han regalado la gasolina, o el petróleo, y está en el peor de los momentos financieros y de productividad. Hacerle eso al Litio, es preocupante, por parte de Morena o la 4T, sin embargo, pareciera que todavía no se entera AMLO.


Una vez que la demagogia intervenga y se hable de mitos como la soberanía, primero los pobres, la riqueza se nos va a ir de las manos, ahuyentaremos a los inversionistas con amenazas nacionalizadoras que son redundantes.

La anterior reforma energética atrajo la esperanza de que México se modernizara con el capital privado y el público, para una inteligente explotación de sus recursos naturales. Litio, oro blanco. Llega con la peor administración federal, aunque diga ser la mejor para estos tiempos difíciles. Es la que menos visión tiene para generar riqueza, solo para dispersarla, para destruirla. 


¡Sonora se juega el futuro, el Litio puede marcar su prosperidad!

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes