Morena “aborta” votos para 2021


La victoria de Andrés Manuel López Obrador el primero de julio de 2018 se debió al hartazgo de la población por los excesos de corrupción del Partido Revolucionario Institucional y la falta de capacidad del PAN para expulsar definitivamente al PRI de Los Pinos.   

Los mexicanos hartos del PRI regalaron su voto al personaje “opositor” al sistema político y contra la abundante corrupción tricolor explotada por más de 70 años en el poder.

AMLO se convirtió en el hombre “antisistema” incluyendo acuerdos del Foro de Sao Paulo celebrado en Brasil en 1990 para implementar el Socialismo del Siglo XXI en Latinoamérica.

La estrategia electoral utilizada fue el “Populismo”, es decir, la polarización de la sociedad al estilo marxista: ricos contra pobres, obreros contra patrones, chairos contra fifís y ahora mujeres contra hombres con la promoción de la ideología de género.     

Otro compromiso del Socialismo del Siglo XXI contempla, además de legalizar las uniones homosexuales, la legalización del aborto.

Las diputadas locales de MORENA en el Congreso de Oaxaca –Rocío Machuca, Hilda Pérez Luis y Laura Estrada Mauro- presentaron la iniciativa para modificar el código penal y la constitución local para despenalizar el aborto.

Esto “prendió” a los grupos próvida, a los líderes religiosos que pese a sus diferencias teológicas se unieron para defender la vida desde el momento de la concepción.

Según nos comentan, los diputados de MORENA han recibido las opiniones jurídicas para recapacitar sobre la reforma a favor del aborto y sus consecuencias. En primer lugar la promoción de una controversia constitucional además de acudir a tratados internacionales de los cuales México ha firmado para respetar la vida.

Sin embargo, los diputados de MORENA no han medido las consecuencias políticas: una sociedad mayormente conservadora que representa más del 90 por ciento de los electores.

Por ejemplo, el INEGI sostiene que los resultados del censo en 2010, la población católica en México es de 89.3 por ciento; protestantes y evangélicas ocho por ciento y biblias evangélicas diferentes 2.5 por ciento.

Esto quiere decir que MORENA recibirá la desaprobación social que se reflejará en las urnas para el año 2021, donde se renovarán Ayuntamientos, Cámaras legislativas locales y federales.

El sistema democrático contempla el sentir de la mayoría, los gobernantes actúan a favor de la mayoría y se realizan políticas públicas para beneficiar a las mayorías. Las minorías se sujetan a lo que dicte la mayoría.

EL panorama político se complica para MORENA, cumplir los principios del Foro de Sao Paulo en una sociedad occidental.

Bueno, a fin de cuentas es el objetivo del marxismo: destruir todo vestigio occidental (cristiano) para imponer un nuevo régimen social, cultural, legal, religioso.

Hoy, la mayoría ha despertado y ha salido a las calles para manifestarse, despertaron del sueño aletargado por Andrés Manuel López Obrador y ven la realidad que significa ser gobernado por MORENA.

Cobrarán factura en 2021…
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes