Congreso, corrupta y népota bolsa de trabajo de Morena


  • La mayor responsabilidad social e histórica de la debacle nacional es de la partidocracia. Y no solo de la mafia del poder del PRIAN. La responsabilidad, se hace extensiva por igual al PRD y, ahora, a Morena y al PRImor.
  • Gabino Cué jugó el dedo en la boca y quizás en salva sea la parte al Padre Uvi y a Flavio. De ahí que le presionaran y chantajearan para crear para ellos la Defensoría de Derechos Humanos. Hoy replican el esquema.



(Al compañero periodista Rufino Feria, agredido por las hordas de taxistas y mototaxistas que se disputan la plaza de Pinotepa Nacional. ¡Exigimos justicia! ¡No más impunidad!)

 Alfredo Martínez de Aguilar


Generaciones de ilustres oaxaqueños de ayer y de hoy han contribuido, a construir México. Su enorme y genial sabiduría debiera seguir siendo faro de luz en la vida del país y de Oaxaca.

Está dicho y visto. Es el norte y ruta que equivocadamente seguimos buscando las generaciones contemporáneas, postmodernas. Perdimos el rumbo de la grandeza por soberbia y corrupción.

Ambos pecados sociopolíticos prostituyeron el cuerpo de hombres y mujeres. El pretexto ha sido la libertad sexual. Finalmente, pudrieron su conciencia, sentimientos y la energía vital de su alma.

La mayor responsabilidad social e histórica de la debacle nacional es de la partidocracia. Y no solo de la mafia del poder del PRIAN. Se hace extensiva por igual al PRD y, ahora, a Morena y al PRImor.

La partidocracia es la moderna versión bíblica de la gran ramera de Babilonia. Su poder corruptor es devastador. Todo lo prostituye y pudre, empezando por la democracia como forma de vida.

Sus cúpulas saben, perversamente, que todos los seres humanos tienen un precio. No siempre, necesariamente en dinero. Garantizan, también poder político y placer, perversiones y adicciones.

Ello no excluye, desde luego, la responsabilidad individual como personas y, por supuesto, la corresponsabilidad social. Los seres humanos no somos ni debemos ser entes aislados de los demás.

De ninguna manera y bajo ningún pretexto debemos olvidar que, cualquier día tendremos que rendir cuentas a nuestra propia conciencia en la soledad de la agonía que antecede a la muerte corporal.

Pero también tendremos que rendir cuentas a nuestra familia, a la sociedad y a la historia personal. Y, entonces, sentados allí frente al supremo juez sobrevendrá el llanto y el crujir de dientes.

En tales condiciones y desde esta perspectiva no hay excluyente alguna de responsabilidad personal, social ni nacional. O luchamos todos los días por mejorar el estado de cosas o la historia nos condenará al fuego eterno.

Con genial visión y sensibilidad de estadista, el Soldado de la República, Porfirio Díaz, sentenció para la posteridad: "No se puede estar nunca tan bien, que no se pueda estar mejor, ni se puede estar tan mal, que no se pueda estar peor".

Con no menos genial perversidad el sacerdote guerrillero Francisco, Romualdo, Wilfrido Mayrén Peláez, representante legal de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, hizo suya la demoledora frase “estábamos mejor cuando estábamos peor.

Con estas palabras, el Padre Uvi, echó en cara a su cómplice Gabino Cué, no cumplir su compromiso de entregar el poder a la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Con ingenuidad el Padre Uvi al igual que Flavio Sosa Villavicencio creían que Gabino Cué entregaría el poder a algunas organizaciones integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) para establecer la Comuna Oaxaca.

Humanos, falibles y limitados al fin, no repararon en el hecho que Gabino Cué, asesorado por Diódoro Carrasco Altamirano, Benjamín Robles Montoya y Jorge Enrique Castillo Díaz, resultaría más perverso que ellos.

El coalicionista gobernante les jugó el dedo en la boca y quizás en salva sea la parte. De ahí que reviraran el golpe y le presionaran y chantajearan para crear para ellos la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

A través de familiares e incondicionales, hábil y perversamente, tomaron por asalto las posiciones clave en la Defensoría empezando por la figura central del Ombudsman, a través de uno de sus acólitos falderos, Arturo de Jesús Peimbert Calvo.

Hoy, con la complicidad de una de las tribus del gobernante partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pretenden replicar el esquema de imponer a un lacayo al frente de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Con las complicidades del PRImor creen tener mayoría en la LXIV Legislatura del Congreso del Estado. Aprovechan la ambición desmedida de Salomón Jara Cruz, vocero de Morena en el Senado de la Republica.

Así también capitalizan a su favor la no menos desmedida ambición de la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado, Laura Estrada Mauro, y de otras diputadas morenistas como Magaly López Domínguez.

Los tres, entre otros más, han convertido la LXIV Legislatura en corrupta y népota agencia de colocaciones de Morena imponiendo a sus parejas, novias, amantes y familiares como funcionarios del Congreso del Estado.

Las esperanzas de cambio, bajo los mandamientos del Mesías Andrés Manuel López Obrador, no robar, no mentir y no traicionar, son sepultados, por Flavio Sosa, Salomón Jara, Laura Estrada y Magaly Domínguez, entre muchos otros.

El vocero de Morena en el Senado impuso a su supuesta amante, Jacqueline Ramírez, como Directora del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) del Congreso del Estado de Oaxaca, con un salario de 80 mil pesos.

A este nepotismo en la Cuarta Transformación viene a sumarse el de la propia presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado, Laura Estrada Mauro, al imponer a su sobrina, con un salario de 60 mil pesos.

Y para no quedarse atrás la diputada Magaly López Domínguez impuso a su esposo Gilberto López Jiménez como Director Jurídico del Congreso del Estado. A cambio apoyará la imposición de Flavio Sosa en la Defensoría de Derechos Humanos.

Dos tuits, entre muchos otros, sintetizan la indignación generalizada de los oaxaqueños con la corrupción y el nepotismo del senador Salomón Jara y las diputadas Laura Estrada Mauro y Magaly López Domínguez:

Master77 (@Master7720) twitteó a las 8:40 a. m. on jue., mar 28, 2019:
Esa no es la 4ta transformación y lo recalco una lástima de proyecto, en Oaxaca todo lo que esté relacionado con Salomón Jara es corrupción y nepotismo, ojalá y AMLO reaccione y estas basuras de políticos las mande al basurero de la historia y decirle a estos mediocres fuera



Marisela (@albaOax) twitteó a las 1:27 p. m. on jue., mar 28, 2019:
Mujeres que lograron llegar a esos espacios hoy pueden ser cambio real, no lo hacen, siguen siendo tapetes y medios para colocar familiares que no abonan a una verdadera democracia.




Ayer criticaban a un partido y hoy ustedes terminan siendo solo una empresa de reclutamiento.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila



Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes