El cinismo del ecocida Calvo Ziga


El cinismo del ecocida Calvo Ziga/Columna/Con Tinta de Quintero
Presume fotos en redes sociales con senadores
Se le viene abajo el negocio de las eólicas


Antonio Quintero


El ecocida numero uno de Oaxaca José Luis Calvo Ziga que irónicamente no sabe ni entiende nada de ecología, pero gracias a utilizar su oportunismo y compadrazgo, pudo lograr que precisamente su compadre el gobernador Alejandro Murat Hinojosa lo nombrara como secretario del medio ambiente, energías y desarrollo sustentable (SEMAEDESO), una dependencia que la transformó; señalada como un gran elefante blanco sin operatividad, un adorno finalmente pero que también representa el gran y oscuro negocio tras bambalinas del gobierno del estado, pues Calvo Ziga está ahí para ser movido e utilizado como un títere manejado a conveniencia.

Calvo Ziga representa por supuesto los intereses de su compadre el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, obediente a ello el medio ambiente ha pasado a último término, el desastre ecológico que vive la entidad oaxaqueña en todas sus regiones es impresionante, una verdadera tragedia ambiental de insospechadas y terribles consecuencias; empezando por la destrucción de la selva de los Chimalapas, su devastación cobarde y su indiferencia para rescatarla. No olvidemos los capítulos vergonzosos de este secretario cuando organizaciones internacionales ambientales lo han señalado de omiso, de propiciar tragedias ambientales.

La dependencia del medio ambiente la ha manejado a su capricho con un gran desconocimiento técnico, operativo y financiero, por ello recordemos impulsado por su ceguera y su ambición mandó a desmantelar lo que fue un verdadero relleno sanitario, en el municipio de Zaachila, en pocas palabras lo destruyó, y no contento con ello vandalizó y anidó una tremenda corrupción y realizó un enorme fraude contra la empresa Sistemas de Ingeniería y Control Ambiental (SICA) por más de Diez millones de pesos, de todo esto fue denunciado ante medios de comunicación en los primeros meses del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, su compadre.

Tampoco olvidemos que a partir de ello se registró una severa crisis en la capital de Oaxaca y en municipios conurbados al no poder controlar la basura, las miles de toneladas diarias de desechos que se vierten en ese lugar considerado un relleno sanitario ejemplo nacional, pero eso no le importó, siguió con sus ocurrencias criminales a tal grado de que permitió que se contaminara el Rio Atoyac con miles de toneladas de basura de todo tipo que fueron arrojadas ahí.

También permitió hizo caso omiso, de que se contaminaran terrenos de Tanivet en Tlacolula con cientos de toneladas de basura. De esta manera demostró su ineptitud, no pudo resolver el gran problema sobre la basura, así han pasado dos años y no ha logrado ni siquiera resolver en nada este problema ambiental, por el contrario se continua con una severa problemática de contaminación irreversible.

Los daños ambientales y de contaminación a toda la población deben ser juzgada y castigada pero ha tenido suerte y mucho cinismo de que siga en ese cargo a pesar de que no es apto, ni capaz para estar al frente de una dependencia tan importante. Los daños ecológicos en todas las regiones es una muestra de su incapacidad, de su miopía para entender la situación.

José Luis Calvo Ziga ha sido el primer funcionario del gobierno muratista exhibido, señalado por corrupción, abuso de autoridad, tráfico de influencias, de cometer delitos ambientales, de ser un corrupto, de ineptitud, de ser un defraudador, acusado de negligencia, de omisión, de ecocida este es José Luis Calvo Ziga compadre del gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Entonces de ahí se entiende que el gobernador lo apapache, y le perdone todo, y permanezca en la impunidad y siga cobrando como secretario del medio ambiente aun en perjuicio de ello.

Lo que no debe olvidar Alejandro Murat es que su gobierno ya tiene manchas oscuras, muy oscuras, de corrupción y debe enterarse, comprender que debe prevalecer en su gobierno transparencia y honestidad, para que su gobierno navegue con credibilidad, pues en dos años ya se duda de muchos secretarios y de su trabajo, pues en menos de dos años no han rendido cuentas ni resultados que espera la población oaxaqueña. Han simulado trabajar por el bien de la entidad oaxaqueña.

Por otro lado se observa que enaltecen la presunción de los proyectos de las eólicas que son y representan un gran pastel financiero y los hilos de todas las inversiones capitales que han llegado a Oaxaca ha sido por el enorme interés de los Murat para seguir ejerciendo, controlando el recurso y proseguir en su carrera política.

Los Murat (José el exgobernador y Alejandro su hijo), han puesto los ojos en las eólicas, -sin empacho-, y los parques eólicos representan jugosas inversiones para su futuro, y Calvo Ziga con su actitud criminal ha prometido y prometido cuando no tiene nada, pues olvidaron consultar a pueblos originarios, a comunidades enteras que no han recibido ni un solo centavo. ¿Cómo se le puede llamar a esto? ¿Un atraco? ¿Engaño? ¿burla?

Organizaciones ambientales piden a la Suprema Corte cancelar permisos a Eólica del Sur por violar derechos humanos de comunidades indígenas


Pues resulta que como todo oportunista Calvo Ziga les ha mentido a inversionistas y comunidades enteras, los engañó al decir que consultó a pueblos de la región del Istmo para que permitieran la instalación de parques eólicos, su consulta amañada ahora está siendo investigada en tribunales, se ha burlado de la libre determinación de los pueblos originarios. Lo que equivaldría a que ahora deberá enfrentar a organizaciones ambientales en tribunales y a la suspensión definitiva de instalaciones de parques eólicos.

Contradictorio y deleznable que un secretario del medio ambiente actué en contra del medio ambiente, del hábitat de cientos de comunidades, es terrible y este caso es único y lo tiene ya Oaxaca, este es el flamante secretario del Medio ambiente en su acostumbrado y descarado oportunismo.

Así entonces las organizaciones ambientales manifiestan lo siguiente; Expertos en derechos humanos (DDHH), así como organizaciones nacionales e internacionales[1], hicieron un respetuoso, pero enfático llamado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para que se apegue estrictamente a los máximos estándares sobre consulta previa en su sentencia, ampare los derechos colectivos de la comunidad zapoteca, y ordene la cancelación de los permisos otorgados a Eólica del Sur para la construcción de un parque de aerogeneradores en Juchitán, Oaxaca, así como para que se impongan medidas de reparación justas para la comunidad.

Asimismo, externaron una gran preocupación por el proyecto de resolución que piensa presentar el Ministro José Ramón Cossío, en el que, de forma contraria y regresiva a los principios y estándares de derechos humanos, se avala la simulación de consulta que encabezó la Secretaría de Energía (Sener) sobre el proyecto Eólica del Sur -el más grande de su tipo en América Latina-, mientras autorizaba los permisos a la empresa.

Expertos y organizaciones consideran que la SCJN estaría desechando la oportunidad única de generar un precedente histórico en favor de la protección efectiva de los derechos de los pueblos indígenas en el marco de la Reforma Energética y de establecer reglas claras al gobierno de cómo debe cumplir con su obligación de consultar a pueblos y comunidades. De no corregir su rumbo, estaría profundizando la grave situación de discriminación que viven las comunidades indígenas en México y permitiría que dicha Reforma se implemente en franca violación de los derechos humanos.

En el mismo orden, recordaron a la SCJN que diversas relatorías internacionales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como la de Pueblos Indígenas, la de Defensores de DDHH, el Grupo de Empresas y Derechos Humanos, la del Derecho Humano al Agua y el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), en sus recientes visitas a México, dieron cuenta de la mala implementación de procesos de consultas realizados por las autoridades mexicanas, entre ellos, la realización de consultas con proyectos ya autorizados y en condiciones de criminalización, como ha sido el caso de Eólica del Sur. Por lo anterior, exigieron al Estado mexicano que realice dichos procesos de conformidad con los estándares internacionales, garantizado el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades. De la misma manera, señalaron que los fallos de la SCJN en lo que ha ordenado consultas no se han cumplido dejando desamparadas a las comunidades de una justicia efectiva.

Por su parte, integrantes de la comunidad zapoteca recordaron que la consulta se realizó una vez que los permisos ya habían sido otorgados a la empresa desarrolladora, en violación a sus derechos.

Denunciaron también que han sido criminalizados y amenazados antes, durante y después de la consulta por su oposición al proyecto, por lo que nunca se trató de una proceso libre ni de buena fe. Tampoco se brindó información completa sobre los impactos del proyecto y sus alternativas para las comunidades. Incluso, las autoridades responsables, como la Sener, buscaron acelerar el proceso para avalar el proyecto, en violación de los usos y costumbres de la comunidad, y dejando temas pendientes de discusión.

Por todo lo anterior, es indispensable que la SCJN no avale simulaciones de este tipo y obligue a las autoridades mexicanas a realizar los procesos antes otorgar cualquier licencia o autorizar cualquier medida administrativa. Se debe asegurar, a través de sentencias de este tipo, que el modelo de desarrollo se oriente hacia el cumplimiento y garantía de derechos humanos; en especial de las comunidades afectadas.

Tremendo lío que lleva a cuestas a quien pretendió burlarse de las comunidades y hasta de los empresarios y que es el único responsable; el gasolinero José Luis Calvo Ziga, pero no contento con todo esta arbitrariedad e ilegalidad, y como es su costumbre con todo y su descaro visitó el edificio del senado y carente de responsabilidad aprovechó la oportunidad para tomarse fotos con los senadores particularmente con los del PVEM.

Así se cuece José Luis Calvo Ziga, quien es otro funcionario que debió renunciar desde los primeros meses, luego de tantos fracasos en lo que va del presente sexenio al frente de esa dependencia, pues valiéndole todo para colmo tomándose fotografías con los senadores Raúl Bolaños Cacho Cué y Eduardo Murat Hinojosa, -¿ahora que pretende? ¿Qué significa llegar a tomarse fotos en el senado? ¿Ahora busca refugio en el senado?

Triste para los senadores Raúl Bolaños y Eduardo Murat que no conocen a este tipo de sujetos arribistas.

Pero como ya se sabe, Calvo Ziga no le rinde cuentas a nadie.

¡¡Nos leemos en nuestra próxima entrega!!


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes