¿Sufres delirio de persecución?

Toda idea extraña o fija constituye un trastorno del contenido del pensamiento, dentro de éste encontramos: ideas sobrevaloradas, ideas fóbicas, ideas hipocondríacas e ideas delirantes. El delirio implica un cambio en la relación que la persona establece con el mundo, un quiebre, donde la idea delirante  pasa a ser el nexo que la persona utiliza para restablecer el contacto con la realidad. Esta idea pasa a formar parte de su vida y se convierte en el centro de su existir. Información tomada del portal,  https://salud.uncomo.com/articulo/como-distinguir-los-diferentes-tipos-de-delirios-4473.html
DELIRIOS DE PERSECUSIÓN
Las primeras veces que empecé a sentir miedo fue cuando mi mamá me mandaba por las tortillas, siempre pensé que tenía que cuidarme de las demás personas porque podían hacernos daño, por ejemplo robarme, violarme, asaltarme, etc. Esas pocas veces que tuve que ir por los mandados pedía a un familiar que me acompañara para sentirme un poco más segura, en ocasiones lo hacían y en otras no, por lo que preferí mejor decirle a mi madre que no apoyaba porque sentía miedo por lo cual ella me consideraba y mandaba a mis hermanos.
Poco a poco los miedos iban en aumento, comencé a ir a la secundaría y mi única ruta era de mi escuela a la casa y viceversa, sin hablar con nadie, en las noches mi padre me esperaba en la parada del carro para regresar a casa conmigo y así no me pasará nada porque sentía que alguien podía lastimarme, en dos ocasiones unas personas me  estaban siguiendo, una de ellas intento subirme a su coche, en esa ocasión sentí más miedo de salir porque sabía que mis miedos eran producto de algo real, conforme fue pasando el tiempo, evitaba salir a la calle, solo iba con familiares o porque tenía que ir a la escuela pero siempre iba cuidándome de todas las personas que estaban a mi alrededor.
Las personas que veía que tenían mal aspecto,  ropa sucia, mal vestidos, barbones, por poner algunos ejemplos,  me hacían sentir mucho miedo y prefería alejarme de ellos, ya que pensaba que ellos podían seguirme y lastimarme, la obscuridad me daba miedo, cuando caminaba, sentía que alguien me seguía y volteaba para todos lados, buscando quien me perseguía pero no había nadie, lo que hacía era correr para que no me alcanzaran aunque nadie me siguiera.
Siendo joven empecé a tener conductas inapropiadas con personas inadecuadas  lo que ocasionó que mis delirios de persecución aumentaran. Un día caminando por las calles del centro empecé a sentir miedo, pensaba que me iban a golpear en otra ocasión estando en el trabajo recibí una llamada de amenaza, lo cual hizo que mis miedos fueran más frecuentes, al subirme al carro veía a todas las personas para ver quién era la que quería hacerme daño, no sabía quién quería hacerlo, pero sabía que tenía que cuidarme de alguien. Empecé a vivir intranquila, sentía una sensación extraña en la espalda, como un frio que me recorría en el cuerpo, pensaba que en cualquier momento alguien me atacaría, a partir de ese día viví inquieta, sonaba el teléfono en mi casa y me daba mucha angustia, creía que era la misma persona que me había llamado al trabajo y me volvería amenazar o que me había seguido hasta mi casa y que no solo me haría daño a mí, sino también a mi familia.
En otra ocasión fui a visitar a un amigo y al salir de su casa estaba su vecina, sentí que me vigilaban, que ella iba a llamar a los demás vecinos y  me iban a lastimar o acusar de algo que tal vez no había cometido, pero en realidad nadie me hizo daño, nunca recibí insultos o golpes, todo estaba en mí mente, me di cuenta que cada vez mis miedos eran insoportables y día con día me imposibilitaban para seguir viviendo; estos síntomas me imposibilitaron a seguir trabajando y durante varios meses viví encerrada en mi casa, esperando la muerte.
Me comentaron del Movimiento Buena Voluntad 24 hrs. de Neuróticos Anónimos y asistí sin pensar si ahí podían ayudarme, al ingresar me di cuenta que había personas que habían sentido lo mismo que yo, que en ese momento se sentían muy bien y sonreían, eso me hizo regresar todos los días y poco a poco empecé a sentirme bien, los miedos que sentía empezaron a quitarse y sobre todo me di cuenta que era lo que los estaba ocasionando, al estar bien emocionalmente retome mi vida, regresé a trabajar  y ahora llevo una vida como cualquier otra persona.
Anónimo



SERVICIOS GRATUITOS:Servicio telefónico las 24 hrs.GuarderíaCasa-hogarVisitas domiciliariasNeur-a-teenJuntas a instituciones
Página web:www.neuroticosanonimosbvoax.org.mx
Correo electrónico: grupobvoaxaca@hotmail.com
OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACAMargarita Maza de Juárez No. 218, Centro OaxacaTel. 951- 51-3-02-80
GRUPO B.V.  24 HRS. XOXOCOTLANNicolás Bravo No. 55, Santa Cruz Xoxocotlan, OaxTel. 54 9-48-58


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes