Intentos de suicidio


La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el suicidio como un problema grave de salud pública, cada año, a nivel mundial, aproximadamente 800 000 personas se quitan la vida. Para el año 2015 se colocó al suicidio como la segunda causa de defunción en el grupo de 15 a 29 años.
INTENTOS DE SUICIDIO
La primera vez que pensé en morirme  tenía 8 años, fue porque yo pensaba que mi papá le prestaba más atención a mi hermana, esa atención la quería solo para mí, sentía enojo cada vez que mi papá llegaba a casa después del trabajo y la miraba a ella; cuando jugaban yo los observaba desde un rincón de la casa, en lugar de acercarme y participar en los juegos, me escondía queriendo que vinieran a buscarme, como seguían jugando entonces quería dejar de respirar para que se sintieran culpables, no me parecía suficiente la atención que mi padre me dedicaba. Con mi hermana tuve actitudes groseras, fui agresiva porque la consideraba la culpable de todo; la agredía sin medir las consecuencias de mis acciones. Mi vida no era compleja, yo cumplía con mis obligaciones escolares y obtenía muy buenas calificaciones, en casa fui una niña hacendosa y acomedida, consiguiendo los halagos de mi mamá pero para mí no era suficiente porque todo esto lo hacía buscando la aprobación de mi padre,  pero nunca me sentía satisfecha y me sentía infeliz.
En mi afán de ser la protagonista, un día decidí dejar de ser la niña buena y aplicada. Al entrar al bachillerato cambié de táctica, mi actitud era altanera, comencé a relacionarme con personas problemáticas y con adicciones al cigarro, alcohol, drogas y sexo, con ellos me sentía especial, pensaba que ellos si me aceptaban y me incluían en sus fiestas, a las cuales asistía sin permiso de mis padres, empecé a faltar a dormir a mi casa y me quedaba a dormir en la calle, no me di cuenta en qué momento me convertí en alcohólica. Cuando me alcoholizaba sentía muchas ganas de llorar, lloraba sin importar quien estuviera conmigo, comenzaba a sentir deseos de morirme porque no aceptaba que mis padres hubiesen decidido separarse y en medio de la borrachera intenté por segunda vez quitarme la vida, al día siguiente sentía mucho remordimiento por haberlo intentado, me sentía culpable y no me importaba el dolor que provocaba a mis padres, seguía con la misma vida desordenada. Mi vida era un caos, entre drogas y alcohol casi muero, de diversas formas intente dejar de vivir, nunca escuchaba las palabras de mis padres o personas que realmente deseaban ayudarme, en lugar de corregir mi estilo de vida, me sumía en estados de depresión y alardeaba de mis conquistas con los chicos, sin darme cuenta que solo me utilizaban, yo no hacia ningún esfuerzo por cambiar, ni siquiera el hecho de amanecer en un hospital sin recordar nada de lo sucedido el día anterior.
Empecé a sentir Síntomas como el insomnio, miedo de salir a la calle, delirios de persecución, angustia, obsesiones como mirar debajo de la cama empezaron a torturarme, pensaba que alguien me seguía para matarme y en ocasiones salía corriendo desesperada, buscando un lugar seguro. Creí volverme loca cuando sin razón aparente pasaba de la risa al llanto. Pretendiendo huir de este sufrimiento intenté nuevamente el suicidio pidiéndole a Dios no volver a abrir los ojos nunca más, sin embargo, nunca morí, solo lograba sentirme más mal física, psicológica y emocionalmente, en esos momentos estaba realmente en un fondo emocional.
Afortunadamente un día un familiar llegó a casa con un tríptico del Movimiento Buena Voluntad 24 Horas de Neuróticos Anónimos lo leí y me identifique con los síntomas, quería dejar de sufrir y decidí asistir a la terapia en uno de los grupos del Movimiento, me recibieron muy bien, como si me conocieran de hace mucho tiempo, me dijeron que iba a ponerme bien, que comprendían  cual era mi sufrimiento, me identifiqué con los compañeros y me quedé. Me vi en la necesidad de quedarme en Casa Hogar, servicio que presta la agrupación, poco a poco me sentí mejor, con la ayuda emocional de todos ellos pude retomar mis estudios universitarios, ya que por mi incapacidad había perdido todo.
Finalmente terminé mi carrera,  algo que había considerado imposible para mí, pero al estar emocionalmente bien, descubrí que podía lograr muchas cosas si me lo proponía.
Hoy veo que la vida es un regalo y que, aun habiendo problemas, la terapia me ha dado la capacidad de enfrentarlos, puedo disfrutar cada momento en mi vida como el de ser madre y evitar que mi hija pueda pasar por lo mismo que yo.
Anónimo.


SERVICIOS GRATUITOS:Servicio telefónico las 24 hrs.GuarderíaCasa-hogarVisitas domiciliariasNeur-a-teenJuntas a instituciones
Página web:www.neuroticosanonimosbvoax.org.mx
Correo electrónico: grupobvoaxaca@hotmail.com
OFICINA INTERGRUPAL GRUPO B.V. OAXACAMargarita Maza de Juárez No. 218, Centro OaxacaTel. 951- 51-3-02-80
GRUPO B.V. AMPLIACIONCalz Madero No. 506, Col. Centro Oaxaca, Oax.Tel. 514-27-86 y 514-55-87


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes