El regreso de "Napito" a través de MORENA


Tras 12 años de exilio, el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, regresó a México para registrase como senador en la 64  Legislatura.
“Estoy muy contento de regresar a mi patria”, dijo durante una breve entrevista en el recinto de Reforma, después de haber realizado el trámite que lo acredita como legislador.
Horas antes de su llegada al país, el líder sindical dijo en una entrevista con La Jornada que estaba emocionado por su regreso y que llegaría muy puntual a su cita al Senado, pues México está viviendo un momento muy importante.
Es un momento emocionante, que me conmueve y anima, porque sé que vienen retos muy importantes para el país, y desde luego este cambio que se dio en julio, en favor de Andrés Manuel López Obrador, nos hace confiar en que el destino de México retomará el camino correcto. Por ello, hago un llamado a todos los mexicanos a sumarse a este gran esfuerzo de reconstrucción nacional. Por el bien del país y de los mexicanos”, aseguró en la entrevista.
Y Gómez Urrutia llegó puntual a su cita este lunes por la tarde, para tomarse la fotografía, registrar sus huellas digitales y recibir su credencial de identificación, cosas que le permitirán ingresar al edificio del Senado durante los próximos seis años.
Esta es la primera vez que Gómez Urrutia pisa suelo mexicano, luego de 12 años de autoexilio en Canadá, país en el que ha estado viviendo luego de que se le acusara de un presunto desvío de 55 millones de dólares,que era dinero del sindicato.
Pese a que esta investigación lo mantuvo lejos de México, aseguró al diario El País que nunca robó a los mineros y afirmó que su única labor ha sido defender los derechos de los trabajadores.
En la entrevista señaló que el supuesto fraude fue orquestado por los empresarios mineros Germán Larrea, presidente de Grupo México, Alonso Ancira, al frente de Altos Hornos de México y Alberto Baillères, presidente de Grupo Bal.
Además de eso, el líder sindical huyó del escándalo en que se vio envuelto por el derrumbe de la mina Pasta de Conchos, en la que murieron 65 trabajadores, caso que ahora pretende reabrir para que se investigue y se sancione a los responsables, según refirió en otra entrevista realizada también con La Jornada, el pasado 18 de agosto.
Si bien, el líder sindicato anunció que entraría por la puerta grande cuando regresara al país, lo cierto es que Gómez Urrutia ingresó de manera muy discreta al Salón de los Pasos Perdidos, donde los senadores están haciendo su trámite de registro.
Posteriormente, dio una breve entrevista a los medios de comunicación.
“Buscaré ayudar a reconstruir el país, ayudar a cambiar la política económica, para que realmente lo queremos terminar con la desigualdad, con la pobreza y contribuir a eliminar la corrupción en el país”, dijo el líder sindical.
Añadió que el próximo jueves dará una conferencia de prensa, para responder los cuestionamientos sobre su nuevo cargo como senador, puesto al que llegó por la vía plurinominal con Morena, y que estuvo rodeado de polémica.
Pese a ello, el líder sindical aseguró que trabajará por un mejor país y su labor legislativa estará enfocada a delinear una nueva política laboral que mejore la vida de los trabajadores mexicanos y que garantice condiciones dignas.
Fuentes legislativas refirieron que, tras más de una década de exilio, Gómez Urrutia llegó de Canadá anoche y el lunes en la tarde se trasladó al edificio del Senado para realizar el procedimiento correspondiente, justo seis días antes de que empiece el periodo legislativo.
El ahora senador mostró la documentación que lo acredita como funcionario público y luego abandonó el recinto en una camioneta.
Con información de Milenio
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes