Congreso sin aclarar desvíos millonarios


Staff/URBANO


La 63 legislatura que está por fenecer continua con prácticas opacas respecto al destino de los recursos que le son asignados, tampoco ha mostrado interés por investigar y en su caso denunciar desvíos millonarios del presupuesto destinado al poder legislativo.  

Según revisiones de la cuenta pública, la legislatura anterior (62)  de los ejercicios fiscales 2014, 2015 y los dos primeros trimestres del 2016, ejerció un presupuesto de mil 715 millones 371 mil 867 pesos, que fueron reportados a la entonces Auditoria Superior del Estado (ASE).

La ASE, en su momento, no detalló en que fueron gastados los recursos, tampoco emitió recomendaciones ni procedimientos de presuntos malos manejos, como han acusado diputados de todas las fuerzas políticas.

Al respecto, la actual legislatura informó mediante solicitudes de acceso a la información vía plataforma de transparencia que carecen de información sobre el destino de los recursos ejercidos por la anterior legislatura y en consecuencia se encuentran “materialmente” impedidos para proceder.

Las preguntas formuladas en la solicitud  contemplaron información sobre el sueldo neto de los diputados; presupuesto destinado para el rubro de gestión social y la forma de comprobación de los recursos ejercidos en el último año de la 62 legislatura y primer de la actual.

La respuesta fue que no existen documentos que comprueben los gastos ejercidos en la anterior administración toda vez que la actual tesorería no recibió documento alguno, pero tampoco detalla si ha iniciado procedimiento alguno para aclarar dicha situación.

“…después de una búsqueda exhaustiva y minuciosa dentro de la tesorería del H. Congreso del Estado; sin embargo, le informo que no se encontró archivo alguno del cual pudiera extraerse la información solicitada, manifestando que el suscrito es responsable de la Tesorería del H. Congreso del Estado, a partir del ocho de diciembre de dos mil dieciséis, y las oficinas de la tesorería fueron recibidas sin documentación, ni archivo general, por lo que es materialmente imposible proporcionar la información solicitada que contemple el último año de la legislatura anterior…”    


La respuesta a la solicitud también informa que cada diputado percibe la cantidad de  42 mil pesos mensuales además de 100 mil pesos bajo el concepto de “gestión social” que son acreditados por medio de comprobantes fiscales digitales conforme al artículo29-A del Código Fiscal de la Federación. El Tesorero del Congreso responde al nombre de Eduardo Javier Aldana González. 

De acuerdo al Instituto Mexicano de la Competitividad A.C. (IMCO), existe un manejo arbitrario en la asignación y ejecución de los recursos del legislativo; es cuestionable la función de contrapeso y fiscalización en varios congresos locales y van más allá, debido a que los Congresos llegan a ejercen facultades propias del Poder Ejecutivo.

El IMCO analizó la composición, manejo de recursos y desempeño legislativo de los 32 congresos locales (31 congresos y la entonces Asamblea Legislativa), a partir de 608 solicitudes de información, revisión de 32 sitios web, evaluación de 65 leyes estatales y 32 tomos de la cuenta pública. Con ello, construyó la primera base de datos sobre los congresos locales.

El congreso de Oaxaca realizó -según lo reportado al IMCO-, 65 sesiones en el 2015, que para 2016 fueron diversos los desencuentros que incluso lo llevaron a enfrentamientos verbales y físicos entre los diputados de las principales fuerzas políticas. El número total de sesiones fue omitida por la Oficialía Mayor.

Además, el Congreso de Oaxaca, solo transparenta en un 12 por ciento sus obligaciones de contabilidad gubernamental. Así mismo, el IMCO reporta que el Congreso de Oaxaca, incurre en malas prácticas debido a que es imposible conocer la distribución del gasto.
Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes