Morena: pánico al escrutinio

Rubén Cortés.-


Se entiende a quienes justifican el temor de AMLO a la transparencia, no sólo en los datos de los segundos pisos de Periférico: también en la encuesta para elegir a su candidato a Jefe de Gobierno de la CDMX en 2018.

Es una medición que se aplicó de viernes a domingo pasados, pero de la cual se desconocen datos esenciales como el cuestionario y los nombres de los encuestadores. Tampoco se sabe de alguien a quien se la hayan aplicado. Y el resultado será anunciado… hasta pasado mañana.

Se entiende el interés en quedar bien con AMLO, como antes con Fidel Castro. Vargas Llosa afirma que, en lugar de ser verdaderamente de izquierda, García Márquez tenía un sentido práctico de la vida y “si estabas con Cuba se libraba del baño de mugre, podías hacer lo que quisieras”.

Porque “la izquierda es la que tiene el gran control de la vida cultural en todas partes, y de alguna manera enemistarse con Cuba, criticarla, era echarse encima un enemigo muy poderoso y además demostrar que no eras un agente de la CIA, un reaccionario, un pro-imperialista”.

Igual que en el México de hoy: si al ayatola de Macuspana le llamas “Andrés” y dices que es la última Coca-Cola del desierto y fría, te libras de quedar expuesto a demostrar que no eres parte de la mafia del poder.

Pero la verdad es que AMLO no tiene un ápice de demócrata, es dueño de un partido familiar que creó para ser candidato presidencial sin oposición, en el que sus hijos inexpertos en política son sus segundos, y en el que él decide todo por inspiración divina.

La encuesta del fin de semana es un ejemplo: se supone que fueron mil cuestionarios aplicados en viviendas y 200 en las calles de la CDMX, por parte de un grupo técnico y democrático del partido. Sin embargo, Morena no ofreció información oficial a los ciudadanos.

Ante la falta de transparencia partidista, la Red de Académicos Universitarios de la UNAM informó ayer que desarrolló una medición paralela: mil catedráticos y alumnos aplicaron 800 cuestionarios en viviendas y 200 en 120 puntos de alta afluencia de la CDMX.

En la encuesta de los académicos, realizada los días viernes y sábado pasados, ganó Ricardo Monreal (27 por ciento), seguido por Claudia Sheinbaum (22), Martí Batres (19) y Mario Delgado (9).

Monreal también fue primero en todas las encuestas previas en Reforma, El Universal, Publimetro, El Financiero y en la página web de Regeneración-Morena.

Debería serlo también en la del fin de semana. Pero en Morena no deciden las encuestas sino AMLO, quien tiene tres días para resolver a quién unge. Así que todo está detenido…

El hombre está pensando.

Twitter: @ruben_cortes




Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes