Investigan a funcionarios de Oaxaca

AMLO- Susana Harp. Foto internet

La senadora Susana Harp Iturribarría está en la mira de organismos nacionales e internacionales bajo sospecha de enriquecimiento ilícito además de otros actuales funcionarios públicos del Estado de Oaxaca.

Medios de comunicación nacionales y extranjeros investigan a funcionarios en base al documento "Acres de Lavado de Dinero, Por Qué las Inmobiliarias Estadunidenses son el Sueño de la Cleptocracia", elaborado por el think tank Global Finance Integrity.

Destacan los nombres de Alejandro Murat, Ivette Moran Rodríguez, Susana Harp Iturribarría, Germán Espinosa Santibáñez, Vicente Mendoza Téllez Girón, Salomón Jara Cruz, Raúl Bolaños Cacho-Cué, entre otros, ya que México encabeza a la clase política mundial que esconde sus ganancias ilícitas, junto con Venezuela, Guatemala, Malasia y Nigeria.

En el caso de la senadora Susana Harp, que se perfila como una seria aspirante a competir por la gubernatura de Oaxaca en el año 2022 como sucesora de Alejandro Murat, esconde su declaración patrimonial en el senado de la República.


De acuerdo a una solicitud de información vía transparencia de fecha 25 de marzo de 2019, respondió que la declaración patrimonial de la legisladora por Oaxaca es de carácter “Confidencial”. En consecuencia los ciudadanos son impedidos para conocer el estado patrimonial de la senadora.

Expertos en materia fiscal coinciden en que todos los funcionarios públicos tienen la obligación de declarar su patrimonio al interior del país así como las propiedades y negocios en el extranjero.

Además, la declaración patrimonial debe coincidir con los ingresos económicos de carácter nacional así como los dineros recibidos por negocios fuera del país así como sus respectivos pagos fiscales en cada país.    

La investigación "Acres de Lavado de Dinero, Por Qué las Inmobiliarias Estadunidenses son el Sueño de la Cleptocracia" detectó que Alejandro Murat contaba con propiedades en los Estados Unidos, que al igual que los ex gobernadores Javier Duarte con 30 casas en Florida y Tomás Yarrington con las propiedades que confesó tener en Texas e Isla del Padre, así como el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna con su casa de 3.3 millones de dólares en Golden Beach son los ejemplos de que los políticos mexicanos son los que más propiedades compran en Estados Unidos para lavar su dinero.

En 2015, el periódico The New York Times, informó que a lo largo de los años, la familia Murat, comenzando por José Murat Casab, ex gobernador de Oaxaca, han comprado al menos seis propiedades en los Estados Unidos, incluidos dos condominios cerca de una estación en Utah, otro en la playa en el sur de Texas y al menos una en Manhattan, según registros y entrevistas. En Nueva York, los hijos de José Murat también han vivido durante períodos de tiempo en uno de los condominios más modestos del lujoso Time Warner Center con vista a Central Park.

Ivette Moran. Foto internet

La esposa de Alejandro Murat, Ivette Morán, compró un condominio en 40 West 55th St., izquierda, por $ 1,18 millones, según muestran los registros de propiedad. Murat dijo que el condominio es propiedad de su tío, José Hinojosa.

La propiedad de las casas a menudo se ocultaba a través de variaciones en los apellidos que figuran en las escrituras o mediante empresas fantasma, según los registros examinados por The New York Times. De hecho, el día que el Sr. Murat más joven tuiteó sobre el programa de vivienda, los archivos públicos en Florida registraron la transferencia de un condominio de $ 750,000 en Boca Raton que había sido comprado a nombre de su esposa, de nombre Ivette Moran de Murat, a una entidad llamada IMRO 2013 Trust.

En el análisis de 125 casos a cargo de Global Finance Integrity, en los cuales incluye a los políticos mexicanos, calcula que entre 2015 y 2020 se lavaron por lo menos 2.3 billones de dólares en el sector inmobiliario de Estados Unidos, 1.1 billones en el Reino Unido y 626 millones en Canadá.

Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes