Opinion-es por Daniel Dalhaus

“Ahora que ya estamos seguros de que el dinero no da la felicidad, descubrimos que la macroeconomía sí.” David Trueba
A más de cien días de gobierno del mundialmente odiado Donald Trump entre diversas opiniones, enconos, además de su radical propuesta de gobierno uno de los más controversiales puntos a tratar es la renegociación del Tratado de Libre Comercio para America del Norte (TLCAN) pues a ojos de este querubín el tratado es injusto para las partes donde –evidentemente- su país le pierde. Sin embargo, existes muchos factores para que se dé la renegociación y todo apunta a que sean en septiembre las primeras mesas para aterrizar el sí o el no y también lo que en palabras del secretario de economía Idelfonso Guajardo: saber bien que sí se negocia y que no.
La idea es ganar tiempo en tanto el gobierno federal de nuestro país entrega el poder al nuevo mandatario que traducido en diplomacia internacional es llevar al legislativo justificaciones que digan lo poco congruente, ventajoso, sin un halito democrático correcto y así hasta que el 2018 nos alcance.
Otra de las aristas es la meramente electoral pues en el tablero existen quienes ya usan en su línea de discurso ¿el qué harían con el TLCAN? Pretextos para comenzar la precampaña hay muchos, pero cuál mejor que tornarse el protagonista en la defensoría de las fibras nacionalistas.
Existe una firme intención de nuestro gobierno local por potencializar nuestras zonas económicas especiales que son las zonas con ubicación geográfica estratégica y bondadosa en cuanto a la producción de insumos para así fomentar el consumo de productos mexas. Inicialmente se prevén cuatro zonas:  Puerto Lázaro Cárdenas en Michoacán y Guerrero, el Corredor Interoceánico de Tehuantepec, que incluye Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca, Puerto Chiapas y el Corredor Campeche-Tabasco, que desde luego potencializarán y fortalecerán el mercado interno, pues la incertidumbre es mucha y debe de tomarse enserio el escenario de que no sigamos con el TLCAN.
Es aquí donde se encuentra la fórmula perfecta para buscar (léase en plural) otros horizontes en cuanto a generación de tratados comerciales con otros países para de esta manera retomar nuestra vocación económica y explotar todo lo que nuestro México tiene para ofrecer al mundo, ya se entendió que Norteamérica no es indispensable, vivimos durante mucho tiempo bajo la sombra, bajo el chantaje hoy el panorama cambio y cambio para hacer de la catarsis el mejor momento para crecer, reinventar e innovar a menos en esta ocasión esta es mi reflexión.

@DanielDahlhaus  


Copyright © URBANO 24 HORAS. Designed by OddThemes